El espíritu firme de Elantxobe

Patxi Egurrola, presidente del club de Elantxobe.Foto: Borja Guerrero

La ‘Artarri’ lleva once cursos consecutivos saliendo al agua a pesar de las muchas bajas que sufre al año

Jokin Victoria de Lecea - Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Elantxobe - Cada invierno se vive una época crítica en el club de remo de Elantxobe: llamadas de teléfono para convencer a la gente de que no se marche, remeros que promocionan desde las categorías inferiores, esfuerzos por conseguir cesiones desde otros clubes… Todo es para suplir las bajas y poder llenar un año más la trainera y sacarla al agua. Es la constante elantxobetarra. A todas esas adversidades hay que añadirle que la localidad apenas cuenta con 400 habitantes y los recursos son limitados. Pero rendirse no está en su vocabulario y el club con menos población que compite en cualquier liga de traineras cumple este año once veranos consecutivos participando en la temporada estival arraunlari. La localidad “cada vez que organizamos algo se vuelca entera a ayudarnos”.

La cantera es el sustento principal de Elantxobe. Los remeros de las categorías inferiores alimentan la trainera y la mantienen cuando las bajas asolan a la Artarri. Sin embargo, con los jóvenes del pueblo no es suficiente y los encargados del club se ven obligados a realizar una buena cantidad de kilómetros para reclutar nuevos valores. “El pueblo es muy pequeño y por eso trabajamos en toda la zona de Busturialdea. Apostamos mucho por Gernika. El ayuntamiento nos deja tener las embarcaciones allí y nos movemos mucho por la ría de Errenteria, ya que todos los entrenamientos de invierno de agua los hacemos allí”, declara Patxi Egurrola, presidente del bloque. Ese trabajo da sus frutos y “cerca de 50 canteranos de Elantxobe” han debutado en trainera desde 2007. “Por eso es importante mantener la trainera, que los críos tengan una referencia arriba para que cuando lleguen a sénior sepan que tienen aquí tienen la oportunidad de remar”, añade.

Ese buen trabajo lleva consigo el despunte de muchos remeros. “Nosotros somos el pez pequeño y aquí viene a pescar todo el mundo”, desgrana Egurrola. Así, hay clubes que fichan de Elantxobe a varios componentes de la trainera y “eso nos hipoteca”. “Es respetable que el remero se quiera marchar, pero hay formas de llegar a un acuerdo entre los clubes y no que se los lleven sin pagar la cláusula, ni dejarte remeros a cambio, ni hacer nada. Soy el presidente, pero también remo con ellos y ver que en septiembre se marchan a otros clubes, duele”, comenta Egurrola. A pesar de eso, en Elantxobe tienen clara su filosofía: seguirán trabajando por sacar remeros y no cambiarán su espíritu por “ninguna bandera ni por poder pelear en las mejores ligas”.

Secciones