ubicadas en Getxo

Punta Begoña, reconocida como ejemplo de restauración abierta

El proyecto de recuperación de las galerías, finalista en la Bienal de Arquitectura

Aitziber Atxutegi - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - La Bienal de Arquitectura y Urbanismo (BEAU), que se celebra estos días en Santander, ha elegido la restauración de las galerías de Punta Begoña, en Getxo, como finalista entre los principales proyectos del Estado por su investigación aplicada a la arquitectura. “Es todo un reconocimiento al proyecto que, sobre todo, le va a dar visibilidad como iniciativa abierta a la sociedad”, valoraba ayer Gonzalo Arroita, profesor de la cátedra Unesco, que participa en el proyecto.

La Bienal de Arquitectura y Urbanismo elige, en cada edición, los mejores proyectos, tanto de obra como de investigación, que se han llevado a cabo en todo el mundo en los últimos dos años. “Es el premio más importante a nivel de proyecto que se otorga en el Estado”, explica Arroita. En esta ocasión, además de la restauración de Punta Galea, también han sido seleccionados proyectos de arquitectos como Alejandro Zaera-Polo, Rafael Moneo, Almudena Ribot, Federico Soriano y Peter Eisenman, entre otros. Todos los premiados y finalistas se incorporan a un catálogo que, durante los próximos dos años, se mostrará por toda Europa e Iberoamérica, en conferencias, charlas, exposiciones y congresos. “El proyecto va a tener una visibilidad enorme durante los próximos dos años”, destaca Arroita.

El jurado de la Bienal ha seleccionado el proyecto vizcaino “por sus trabajos de investigación y el modo de registrarlos y abrirlos a la sociedad a través de su web mediante una aplicación práctica que traslada sus resultados a la sociedad en tiempo real”, según ha relatado la propia organización del certamen. Para el profesor de la cátedra Unesco, este reconocimiento pone en valor “el carácter abierto a la sociedad del proyecto, que cuenta con gente que lo visita, que hace actividades en el interior... Es un centro vivo de actividad. Se trata de vivir el patrimonio, no solo arreglarlo, sino que se enfoque hacia la sociedad”, reivindica Arroita. El Ayuntamiento de Getxo, por su parte, valoró la selección “como un impulso para seguir trabajando de forma coordinada por el camino diseñado junto a la UPV con el objetivo de convertir un elemento ruinoso y abandonado en un recurso activo al servicio de la sociedad”.