The Open Championship

Apagón general en The Open

Jon Rahm, que inicio el torneo con su mejor estreno en un major, ayer vivió una jornada aciaga. (afp)

Jon Rahm colapsa en la segunda jornada en Carnoustie y pierde el corte por segundo major seguido

Roberto Calvo - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - Todo sucedió de repente, sin que nada invitara a pensar que la luz se iba a apagar. Jon Rahm había empezado de forma notable su segundo recorrido en The Open Championship, en un campo que nada tenía que ver con el del día anterior porque la lluvia de la mañana había cambiado las estrategias a utilizar y recortado las distancias que se podían lograr desde el tee. Dos birdies y un bogey en los tres primeros hoyos anunciaban una jornada interesante. Las tres oportunidades consecutivas de birdie que se le escaparon al de Barrika entre el 4 y el 6, cuando estaba jugando muy bien, le impidieron alcanzar las cinco primeras plazas y revelaban de nuevo problemas con el putt, pero nada que no pudiera solucionarse con el paso de los hoyos.

Sin embargo, esas ocasiones perdidas se echaron en falta porque a partir del hoyo 7 entró en un colapso mental y técnico que llevó a Rahm a las profundidades de la clasificación y a quedarse fuera del corte por segundo major consecutivo. De su mejor primera vuelta en uno de los grandes, pasó a la peor en los nueve majors que ha disputado, una tarjeta de 78 golpes por culpa de tres hoyos fatales. Y bien que lo estará lamentando porque la igualdad en The Open es grande y hay solo 28 jugadores por debajo del par tras dos días.

La salida del hoyo 7, que se le fue de límites y le cargó con un golpe de penalidad, fue el principio del fin. El vizcaino no pudo recuperar en el green porque su putt no ha brillado esta semana y se cargó con un triple-bogey, el tercero en sus tres últimos torneos. Pero el agujero se fue haciendo más profundo, tanto como los bunkers que visitó en el hoyo 8 y 9 y que cargaron su tarjeta con un bogey y un doble-bogey y sacaron a relucir un disgusto indisimulable, que de nuevo situará a Rahm en la diana de las críticas. Seis golpes de más en tres hoyos que recordará toda su vida le colocaron con +3, justo por encima de la franja del corte más exigente de la historia en Carnoustie y le obligaban a no fallar en la segunda mitad del recorrido.

RECUPERACIÓN IMPOSIBLE Pero no hubo forma de enderezar aquello y otro bogey en el 12 le hizo caer por debajo del corte, una situación imposible de imaginar solo unas horas antes. La puntilla llegó con otro doble-bogey en el 16 que dejó en una anécdota el birdie del 18. Por tercer torneo seguido, Jon Rahm se anota en su tarjeta un triple-bogey dos doble-bogeys que, concentrados en el mismo día, resultaron una losa insuperable y difícil de explicar. Y es que en los grandes torneos los errores graves se pagan muy caros, sea cual sea el escenario. Al poco de empezar su vuelta, se había desprendido del jersey negro que llevaba por encima de su polo blanco, pero con su vuelta ocurrió lo contrario. Pasó del blanco a un fundido a negro, a un desastre inesperado que tocará analizar de nuevo antes de afrontar la primera semana de agosto el Bridgestone Invitational, una de las citas del Campeonato del Mundo, que precede al PGA Championship, el último major del año del 5 al 8 de agosto.

Carnoustie estaba ayer más manejable, sobre todo por la tarde, pero no fue Jon Rahm, número 5 del mundo, la única víctima ilustre que se cobró el campo escocés. Tampoco jugarán el fin de semana Dustin Johnson y Justin Thomas, los dos primeros de la clasificación mundial, y otros de los veinte primeros como Hideki Matsuyama, Bubba Watson o Sergio García, que por cuarto major seguido se queda fuera del corte. “Esto se está poniendo complicado. No sé si he perdido la ilusión por jugar a golf”, confesó en una escueta comparecencia el de Borriol, que de momento tiene que ganarse un sitio en la Ryder Cup para la que parecía una pieza segura. También perdió el corte Padraig Harrington, el último ganador de The Open en Carnoustie en 2007. Justin Rose, el tercero del mundo, se salvó por los pelos con su único birdie del día en el 18, Rafa Cabrera también lo luchó para avanzar por un golpe y Jordan Spìeth, al contrario que Rahm, se metió en mil problemas y supo salir de casi todos para acabar con tres bajo par y seguir en la defensa de su título.

los veteranos destacan

The Open Championship

1. Zach Johnson -6

1. Kevin Kisner -6

3. Tommy Fleetwood -5

3. Pat Pérez -5

3. Xander Schauffele -5

6. Tony Finau -4

6. Zander Lombard -4

6. Rory McIlroy -4

6. Matt Kuchar -4

93. Jon Rahm +7

Secciones