Biribilketa

Por si había dudas

Iñaki Gonzalez

Por Iñaki González - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

PARA celebrar el aniversario del alzamiento del 18 de julio de 1936, la Fundación Francisco Franco publicaba ese día un editorial en su página web en el que hacía lo que humildemente me pareció proselitismo del golpe militar de hace 82 años. Empezaba justificando la asonada contra la legalidad vigente por la necesidad de que hubiera una reacción de “más de media España” en defensa de la integridad de la nación y sus raíces cristianas. A continuación, y como quien habla del tiempo en un ascensor, explica que “por desgracia, sobrevino una cruel guerra civil”. Vaya usted a saber por qué en lugar de rendir las instituciones resulta que hubo resistencia. El editorial no explica el motivo por el que curiosamente, de un lado se alinearon las sensibilidades democráticas y, del lado del golpismo, las fuerzas fascistas extranjeras y españolas. Recomiendo encarecidamente su lectura y la del artículo de un entusiasta amigo de la Fundación que lo acompaña porque debería servir para despejar cualquier duda sobre la conveniencia de que este txoko siga recibiendo financiación pública. Este revisionismo que pretende travestir el franquismo de movimiento popular es el mismo espíritu que niega el holocausto, que sigue propugnando pogromos a la caza del separatista y de la diversidad sexual para lograr -como dice la misma web- “la vuelta de los grandes ideales y principios que hacen verdaderamente feliz a la persona, donde el hombre se siente dignamente hombre y la mujer se siente dignamente mujer”. No me sumo a los que piden su ilegalización. Me basta con que la democracia, además de ser tolerante con sus enemigos, esté alerta para pararles los pies.

Secciones