la cámara alta sí tiene capacidad de veto

Sánchez queda en manos del PP para aprobar su techo de gasto

Será de 125.064 millones, un 4,4% más que este año, pero el PP puede vetarlo en el Senado

M. Vázquez - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - El Gobierno español ha propuesto un techo de gasto tentador para la oposición y para las comunidades autónomas, que supondrá un incremento llamativo del 4,4% de los fondos para los Presupuestos de 2019, y un mayor límite de déficit para los territorios. El presidente Sánchez confía en lograr el respaldo de Unidos Podemos, los nacionalistas catalanes y el PNV pero, sobre todo, la suerte del techo de gasto depende de la decisión que adopte el PP. A diferencia de lo que sucede con otras leyes, el Senado sí tiene capacidad de veto en esta tramitación, y el PP tiene mayoría absoluta en esa Cámara. Ayer se mostró muy crítico con el techo de gasto porque cree que la solución no pasa por relajar el control financiero pero, sobre todo, recriminó a Sánchez que no haya negociado previamente estas cifras con los populares. El PSOE espera que, al menos, se abstenga y no dificulte la aprobación del techo de gasto. El PP, que hoy mismo escogerá a su nuevo líder y podría introducir cambios en su línea política, parece inclinarse por una oposición sin clemencia, y se ve tentado por la posibilidad de retratar al Gobierno de Sánchez como un equipo débil y sin mayoría.

Los socialistas presionaron ayer avisando de que, si este techo de gasto no se aprueba, se volverá al planteamiento anterior, más restrictivo. Este techo de gasto, que podría aprobarse el martes en el Congreso de los Diputados, es la antesala de la presentación de las Cuentas en otoño. En sentido estricto, el veto al techo de gasto no impide presentar los Presupuestos.

El Gobierno español presentó ayer las claves del marco económico en Consejo de Ministros, donde volvió a destacar que las comunidades tendrán el próximo año un objetivo de déficit del 0,3% del PIB, y no del 0,1% como estaba previsto por Rajoy. Para 2020, el techo será del 0,1%, y no del 0%. En 2021 tendrán que tener estabilidad presupuestaria. Además, está previsto modificar la regla de gasto para que los ayuntamientos y autonomías que tengan superávit puedan dedicarlo a inversiones. Es una de las principales demandas de las autonomías. El techo de gasto de los Presupuestos estatales, además, será de 125.064 millones de euros, un 4,4% superior.

El PNV suele asumir un perfil bajo en esta tramitación, a la que no concede valor político. Los jeltzales condicionan su posición a que el límite de déficit autonómico lo comparta el Gobierno vasco y se cierre en la Comisión Mixta, sin darle mayor misterio al trámite. Para el PNV, su eventual respaldo no prejuzgaría su posición con respecto a los Presupuestos estatales. Por parte de Catalunya, el deshielo con Sánchez puede facilitar el apoyo del PDeCAT y ERC, aunque en las últimas horas no se ha cumplido su reivindicación de abordar una negociación bilateral, al margen del Consejo de Política Fiscal y Financiera que agrupa a todas las comunidades de régimen común. La ministra Montero lo rechaza. Unidos Podemos, por su parte, reclamaba un mayor esfuerzo de gasto, con un techo de 135.000 millones. La propuesta de Sánchez se queda 10.000 millones por debajo de esa meta.

La ministra Montero presionó ayer a los partidos. Avisó de que, si este proyecto es rechazado, e volvería a los objetivos anteriores de Mariano Rajoy, que son más restrictivos. Los grandes perjudicados serían la Seguridad Social y las comunidades autónomas. Por otro lado, el nuevo cuadro macroeconómico rebaja las previsiones de aumento del PIB para 2020 (2,2%) y 2021 (2,1%). La tasa de paro se situará en el 15% este año (cinco décimas menos que la estimada por el Gobierno del PP), en el 13,4% en 2019 y en el 12% y 10,7% en 2020 y 2021.

recelos del pp El grupo popular, por su parte, puso en duda que el Gobierno español quiera sacar adelante su propuesta, porque no ha contactado con el PP. “Si yo quiero que alguien me apoye y salga adelante, conozco las reglas de juego y sé que tengo que tener mayoría, y esto implica al Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, lo lógico es que la ministra de Hacienda hubiera llamado a los grupos y al PP”, dijo el portavoz en el Congreso, Rafael Hernando.

También deslizó algunos argumentos que van al fondo del asunto y que dejan ver que el techo de gasto tampoco agrada al PP porque supone relajar los límites de déficit. Según dijo, su partido no apoyará el acuerdo del techo de gasto si este implica un mayor gasto, mayor déficit y más deuda. “Me parece que esta no es la política económica que necesita España. Es ir en la dirección contraria que hemos desarrollado en los últimos años”, defendió. El PSOE espera que, si consigue armar una mayoría necesaria en el Congreso, el PP se ponga de perfil y haga de tripas corazón con una abstención en el Senado. Además, relajar las metas de déficit viene bien a sus comunidades autónomas.

puerto de pasaia