Hasta el mes de abril

Bizkaia atiende a 70 adolescentes agresores en el ámbito familiar

Un joven simula una agresión a su madre en el domicilio familiar. (José Mari Martínez)

Catorce jóvenes tienen entre 10 y 13 años y veinte, entre 14 y 15 años La madre es la perjudicada y la que pone la denuncia, que rara vez lleva aparejada una orden de alejamiento

Sandra Atutxa - Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - La violencia, por parte de los hijos e hijas adolescentes a sus progenitores, -principalmente a sus madres-, es una realidad que no pasa de largo en Bizkaia. Las denuncias son una constante y los datos no dejan lugar a duda. Hasta abril el programa de intervención familiar especializado en violencia filio-parental de la Diputación foral de Bizkaia atendió en el primer cuatrimestre del año a 70 adolescentes y jóvenes agresores (55 chicos y 15 chicas), correspondientes a 68 familias. De ellos, 14 agresores tenían entre 10 y 13 años, 20 entre 14 y 15 años, 31 de 16 a 18 años y cinco eran jóvenes de 19 a 21 años.

Respecto a la situación de violencia filio-parental, mayoritariamente es la madre la perjudicada por este tipo de violencia, ya que la sufren en un 100% de las familias. En todos los casos, ellas sufren un maltrato de tipo psicológico, que en un alto porcentaje aparece asociado también al maltrato físico. Y de hecho es ella la que interpone la denuncia, que rara vez lleva aparejada la petición de una orden de alejamiento, según recoge Europa press de fuentes forales.

En cuanto al perfil educativo de las familias atendidas, el 36% de las madres asistidas en el programa han cursado estudios de ciclo formativo superior, diplomaturas o licenciaturas. En el caso de los padres, la cifra es del 34,4%. En las familias en las que también el padre sufre agresión, éste recibe siempre maltrato de tipo psicológico, y con frecuencia éste concurre con el maltrato físico. Normalmente no denuncian a sus hijos, pero cuando lo hacen suele ser la madre quien interpone la denuncia, que rara vez lleva aparejada la petición de una orden de alejamiento. Destaca que la existencia de la violencia de género (presente o pasada) en las familias que acuden al programa, se sitúa en el 2017 en el 19%.

El perfil de las otras personas familiares atendidas corresponde a un hombre (aunque con datos similares a los de las mujeres) que guarda el parentesco de hermano con la persona adolescente agresora y que mayoritariamente sufre violencia física y psicológica.

El programa fue puesto en marcha por la Diputación Foral de Bizkaia a finales de diciembre de 2008 con la finalidad de dar respuesta al “grave problema” de la violencia filio-parental. Este programa aborda la violencia de los adolescentes que agreden a sus madres y padres u otros familiares convivientes. El abuso ejercido por estos y estas menores hacia sus progenitores puede ser físico, psicológico y/o económico.

A fecha de 30 a de abril de 2018 se encontraban en fase de intervención un total de 50 familias, estando en fase de seguimiento 56 familias. Pueden ser beneficiarias de este programa las familias residentes en el Territorio Histórico de Bizkaia cuyos hijos o hijas, con edades comprendidas entre los 10 y 21 años, ejerzan violencia filio-parental y que soliciten ayuda para resolver dicha situación.

Perfil La familia tipo con la que se han establecido relaciones de ayuda psicoterapéuticas y socioeducativas desde el programa en 2017 ha sido una familia de tipo nuclear (55%), si bien hay un elevado porcentaje de otros tipos, bien porque las madres y padres se han separado (19% con colaboración entre ellos en la educación de los hijos e hijas, 18% sin colaboración), pudiendo o no volver a reconstituir la familia (3%) o por diferentes situaciones se conforman en familias monomarentales (5%).

Se trata en su mayoría de familias que acceden al programa derivadas desde otras instituciones o entidades (Justicia, Servicio de Infancia, Osakidetza..) que ya están o estaban realizando algún tipo de intervención (52%), siendo mayoritarias las derivaciones realizadas desde los servicios sociales (45%). Son familias que residen en poblaciones próximas a Bilbao, aunque sigue siendo la villa la población que aglutina a más familias atendidas desde el programa.

EN BREVE

Secciones