consigue su séptima victoria de la temporada después de ocho regatas disputadas

Maldición rota

Urdaibai gana por primera vez en el campo de regatas de Pasaia, de cinco ciabogas y seis largos, y consigue su séptima victoria de la temporada después de ocho regatas disputadas

Jokin Victoria de Lecea - Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pasaia - Los escenarios malditos tampoco frenan la racha de Urdaibai. El peculiar campo de regatas de Pasaia, con seis largos y cinco ciabogas, donde Hondarribia había impuesto su dominio en cinco de las siete ediciones disputadas y los bermeotarras nunca habían besado la bandera, también cedió ante la cuadrilla de Joseba Fernández. Otro terreno conquistado en un año para la historia. Ayer, no se repitieron los paseos triunfales de las semanas anteriores. Urdaibai tuvo que apretar hasta la última palada ante el acoso constante de la Ama Guadalupekoa. La emoción fue máxima y la Bou Bizkaiasolo pudo abrir un pequeño hueco de tres segundos en el quinto largo. Esa pequeña diferencia fue una frontera infranqueable. Aguantaron los txos con entereza hasta el final y lograron su séptimo triunfo del curso.

El primer capítulo de la regata estuvo marcado por la igualdad. Urdaibai fue el primero en coger la proa, pero lo hizo sin apenas marcar diferencias. Hondarribia, Zierbena y Orio no se dejaron ni un bote de diferencia y en la primera ciaboga, los hondarribitarras pusieron sobre la mesa su gran habilidad a la hora de realizar los giros y se colocaron en cabeza. A partir de ahí fue un toma y daca, golpeo constante entre la Bou Bizkaia y la Ama Guadalupekoa, con Zierbena siempre a la espera del desfallecimiento, a dos segundos de los líderes. Por su parte, los oriotarras empezaron a mostrar signos de debilidad cuando la exigencia de la regata subió y perdieron todas sus opciones antes de llegar a la mitad de la faena.

Pero otra vez más se repitió la tónica de la temporada. La igualdad duró hasta que Urdaibai dio la orden de romper la regata. Otro golpe letal. La fase de tanteo finalizó cuando las traineras enfilaron el quinto largo. La pelea intensa terminó con el enésimo gancho letal de los bermeotarras. Fue realizar la ciaboga y poner todos sus vatios a trabajar. Ese cambio de ritmo que empieza a ser costumbre y los rivales ya esperan, volvió a suceder. Pero a pesar de conocerlo sigue siendo demasiado para el resto de embarcaciones. Tres segundos de diferencia aparecieron entre una ciaboga y la siguiente, aumentados hasta cuatro tras una buena maniobra. Sin embargo, esta vez los hondarribitarras no quedaron completamente noqueados y aguantaron vivos hasta el final. Se pusieron a dos segundos, pero Urdaibai mantuvo la calma y controló su liderazgo sin apuros.

Con Urdaibai celebrando la victoria, Hondarribia casi se lleva un susto en la txanpa final. Zierbena volvió a demostrar su resistencia y en el largo final estuvo cerca de remontar a los hondarribitarras. Los patroneados por Aitor Lazcano imitaron la trayectoria de la Bou Bizkaia y se colocaron a su estela. Los segundos cayeron a su favor y empezaron a aproximarse a la popa de la Ama Guadalupekoa. Pero como ya les ha sucedido en varias ocasiones, el campo de regatas se les hizo corto, la potencia desplegada en la txanpa final no fue suficiente y Hondarribia salvó su renta por un suspiro, evitando que Zierbena les quitara otro punto más en la general y que Urdaibai, que ya está a nueve puntos de diferencia, se les alejara aún más.

otras tandas Los tiempos de las otras mangas estuvieron lejos de los marcados en la tanda de honor. No pudieron optar a la victoria, pero sí que fueron decisivos en la general de la temporada. Kaiku dio otro importante paso hacia la salvación al sacar otros cuatro puntos más a San Juan, club que actualmente ocupa el puesto del play-off y finalizó último. En las últimas semanas, los sestaoarras han elevado el nivel, atrás quedó esa trainera dubitativa de la jornada inaugural en Bilbao. Los remeros de la Bizkaitarra están con confianza y ayer, tras una intensa pelea con San Pedro en los primeros largos, fueron a más en la segunda parte de la regata y consiguieron abrir un hueco de diez segundos con el que dominaron la tanda y lograron acabar en octava posición final.

Los otros dos equipos vizcainos bogaron en la segunda tanda y fueron protagonistas en su inicio. Santurtzi y Ondarroa pelearon por la proa de la regata en las primeras paladas. Las dos embarcaciones mandaron ligeramente sobre Donostiarra y Cabo, pero hoy en día la Sotera está un pasito por encima. Los entrenados por Iker Zabala cogieron su remada y empezaron a abrir hueco para hacerse con la victoria en la tanda y con el quinto puesto final, mientras que los ondarrutarras fueron de más a menos y llegaron a ser superados incluso por Donostiarra en la txanpa final.