Barakaldo 0 - Athletic 5

El nuevo carril zurdo ya ilusiona

Yuri Berchiche debuta con el Athletic en buena sintonía con Muniain y Ganea deja muestras de su calidad para poder ganarse minutos de juego

Un reportaje de N. Marcos - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

ES cuestión de él el poder jugar muchos partidos en el Athletic porque prestaciones las tiene todas, desde luego”, dijo Aitor Larrazabal, técnico del Barakaldo, cuando se le preguntó por Yuri Berchiche. El fichaje de este verano que más ilusión genera en la grada de San Mamés debutó en Lasesarre ante el conjunto dirigido por el exlateral rojiblanco. Porque Larrazabal ya sabe lo que es gobernar durante varias temporadas el carril izquierdo del Athletic y, por eso, tras sufrir a Yuri ayer, no dudó en augurarle un buen futuro como rojiblanco: “Viene de jugar en un equipo de alto nivel y está demostrado que tiene una madurez que antes le faltaba. Se ha asentado ya en el fútbol de élite, ahora le he podido ver de cerca y todo depende de él”.

Porque el nuevo dorsal número 2 de la primera plantilla -que no tenía dueño desde que lo liberó Gaizka Toquero hace cuatro temporadas- se estrenó con el conjunto de Ibaigane a lo grande. Solo jugó la primera mitad, pero en 45 minutos Yuri demostró lo que puede aportar al equipo dirigido por Eduardo Berizzo. De hecho, pegado a la línea de cal, se lució muchísimo en ataque y sorprendió a los presentes con varios centros de calidad desde la línea de fondo, algo que hacía mucho que no veía la parroquia rojiblanca. Así pues, Yuri se destapó como un fichaje ilusionante que, además de defender con seriedad y acierto, puede ayudar en labores ofensivas. Y ya se postula como el dueño y señor del carril zurdo.

Es más, el lateral izquierdo generó dos de los cinco goles que el Athletic le marcó al Barakaldo antes del descanso. En el primero de la mañana puso el balón desde el córner directo a la cabeza de Yeray Álvarez, para que el central, que jugaba en casa, tan solo tuviera que dirigirlo hacia el fondo de la red. Sin embargo, el valor de este tanto no llegó por el magnífico centro, sino porque ese mismo saque de esquina fue peleado y conseguido por el propio lateral. Una acción que Berizzo aplaudió desde la banda. Después, de sus botas también nació el cuarto, obra este de Aritz Aduriz. Tras varias faltas directas sacadas por Iker Muniain, el colegiado Alberto Undiano Mallenco por fin pitó una en la mitad del campo que favorecía el golpeo a un futbolista zurdo. Así que Yuri no se lo pensó y colocó el balón. Su zambombazo superó la barrera pero fue rechazado por el portero con tan mala suerte para el Barakaldo que el balón cayó a los pies del ariete rojiblanco. Y Aduriz, que no perdona ninguno de esos regalos, la empujó al fondo de la red.

Sin embargo, lo que más ilusión pareció generar tanto al cuerpo técnico como a la afición, es la palpable sintonía que Yuri tiene con Iker Muniain. Lateral y mediapunta no pararon de buscarse durante toda la primera mitad y se encontraron con éxito en varias ocasiones. De hecho, de sus conexiones llegaron las jugadas más peligrosas del encuentro y juntos fueron capaces de desarbolar la encrespada defensa que tejió el Barakaldo sobre su portería cuando la goleada amenazaba ya en el resultado. Así pues, aunque de momento tan solo se hayan enfrentado a un conjunto de Segunda División B -no disputaron ni un solo minuto en el amistoso ante el Amorebieta-, ambos se postulan como los jugadores más desequilibrantes del Athletic de Berizzo, un Athletic que apuesta por la presión alta, la posesión de la pelota y el continuo movimiento.

ganea, el sustituto Si Yuri ofreció una buena imagen en su debut, Cristian Ganea también demostró unas prestaciones interesantes en dicha demarcación. El rumano participó en la segunda mitad del encuentro ante el Barakaldo después de haber sumado 45 minutos frente al Amorebieta y aunque ayer no se atrevió tanto en ataque como ante el conjunto azul, dio muestras de sus capacidades. Rápido al corte y seguro al suelo, no dio oportunidad alguna a su par, un extremo fabril que se desesperó hasta que le cambiaron. Así que Ganea llega al stage de Holanda dispuesto a demostrar su valía.