Ekoetxea se consolida como aula ambiental de Urdaibai

Escolares en el interior de las instalaciones de Ekoetxea Urdaibai.Foto: DEIA

Más de 12.000 escolares pasaron por las instalaciones de Busturia en el curso pasado

Imanol Fradua - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Busturia - Ekoetxea Urdaibai se consolida como aula para la educación medioambiental. Las instalaciones, ubicadas en la Torre Madariaga de Busturia, recibieron la visita de más de doce mil escolares de 174 centros diferentes durante las 147 jornadas del curso 2017-2018, lo que marca un nuevo récord.

“Del total, más de seis mil (6.494) han participado en el programa didáctico escolar de este centro, incluyendo además una muy alta satisfacción por parte del profesorado que ha acompañado a los grupos de estudiantes. El resto de escolares (5.704) ha optado por otras actividades y visitas guiadas organizadas desde el centro, habiendo obtenido también en este caso una excelente valoración de las mismas por parte del profesorado”, aseguraron desde el centro.

Por herrialdes, destaca que Bizkaia capitaliza las visitas de los centros escolares, con el 87% de las jornadas de trabajo, frente al 7% de Gipuzkoa, un 4% de Araba y un 2% de otros lugares. Por su parte, el 66% de las instituciones educativas que han visitado Ekoetxea Urdaibai forman parte del programa de Agenda Escolar 21.

visitas guiadas “Además del programa didáctico escolar, para todos aquellos escolares interesados en actividades más cortas, el centro ha ofrecido visitas guiadas del propio Ekoetxea Urdaibai y también de su entorno, incluso con actividades compatibles a la visita”, aseveraron. En concreto un total de 5.704 escolares y 598 profesores y profesoras han realizado este tipo de visitas. “La valoración del profesorado respecto a estas actividades también ha sido muy alta, consiguiendo un 9,68 sobre 10”, afirmaron.

En cuanto a las unidades incluidas en el programa didáctico escolar, en las que se puede optar por seis diferentes, la más solicitada fue la referente a la biodiversidad de la marisma.

Secciones