Laudio-Nerbioi

Aperitivo de aceitunas y txakoli con Aiko Maikoak

Integrantes de Aiko Maikoak repartiendo ayer la degustación gratuita de txakolí y aceitunas.
Los niños también se animaron a lanzar los güitos.
Un adulto intentando batir el récord del campeonato.

La cuadrilla de Arrigorriaga repartió la degustación y volvió a organizar el concurso de lanzamiento de güitos

Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Arrigorriaga - Chaleco y pantalón o falda negros, camisa blanca, gerriko verde y alpargatas. Es la seña de identidad de los integrantes de Aiko Maikoak, veterana cuadrilla de Arrigorriaga fundada hace ya 31 años por un grupo de vecinos interesados en participar y animar activamente las Madalenak. “Hemos llegado a ser medio centenar pero, con el paso del tiempo y las ocupaciones, el número se ha ido reduciendo. Aún así, en la actualidad seremos unos 35 y seguimos colaborando con los festejos”, explicó ayer Raúl González.

Tanto es así que, un año más, Aiko Maikoak se encargó de ofrecer la degustación de txakolí y aceitunas que se empezó a repartir a las 13.30 horas, tras el concierto de la Banda de Barakaldo. “En esta ocasión, al caer la festividad de la patrona en domingo, contamos con más cantidad. En concreto, unos 30 kilos de olivas y 75 litros de bebida”, precisó. La experiencia es un grado y la decisión fue acertada ya que el numeroso público que acudió a la cita acabó, en poco tiempo, con las existencias.

Pero lo más divertido llegó después ya que desde Aiko Maikoak animan siempre a “guardar los huesos de las aceitunas para participar en un campeonato de lanzamiento de güito”, recordaron. Es una propuesta singular “que siempre tiene muy buena acogida aunque nos gustaría que se apuntaran más chicas”, indicó González.

El certamen se celebró en una pequeña zona acotada en uno de los laterales del antiguo ayuntamiento y comenzó con el turno de los pequeños para continuar con los adultos. El récord quedó establecido hace unos años en “9,80 metros” y parece que van a ser necesarias más ediciones para superarlo. Y ahí estará Aiko Maikoak para constatarlo. - S.M.

Secciones