Jai Alai

Loza

Por Enrique Santarén - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

EN solo año y medio, la Delegación del Gobierno español en la CAV ha sufrido un giro radical. Y claramente para bien. Entre el inefable Carlos Urquijo y el actual Jesús Loza, con la transición entre dos aguas de Javier de Andrés, hay un abismo, en todos los sentidos. Atrás han quedado los tiempos de confrontación, de beligerancia contra los ayuntamientos por colocar solo la ikurriña o por la utilización del euskera. Loza, tanto en actitud como en discurso y planteamientos, es otra cosa: diálogo, tolerancia, cercanía. Al menos, un buen embajador.