Historias de... niñoS del colegio presentación de maría

“¿Las lechugas no salen del frigo?”

Mohamed, Iker, Camila, Miracle yGloria se empaparon de verde. (Borja Guerrero)

“Antes como plastilina con ketchup que una lechuga”. Lafrase de un chaval de Primaria es verídica y por eso hay quiense ha empeñado en enseñarles a comer cosas verdes y ricas

Por Concha Lago - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

VERDE que te quiero verde. Los alumnos de Tercero de Primaria del Colegio Presentación de María, en la calle Ronda, comprueban in situ que ni la leche sale del tetrabrick ni las patatas crecen en el supermercado. “Pero ¿las lechugas no salen del frigo?”, era una pregunta recurrente de los críos en el Mercado de La Ribera durante una iniciativa de responsabilidad social llevada a cabo entre el Ayuntamiento de Bilbao y Florette para que los pequeños coman mejor. Ellos se llaman Camila, Miracle, Gloria, Mamy, Onome, Casandra, Sofía, pero también Kilmin, Iker, Mohamed, Adrián o Thomas, una triple ración de interculturalidad que, junto con sus andereños, hicieron una inmersión en la agricultura para aprender a consumir vegetales frescos.

Y es que la chavalería tuerce el morro con la verdura, no corre por las hortalizas y son reacios a probar “cosas verdes”, como las define Camila. “¡Dónde estén unas buenos macarrones con tomate!”, dice Iker. “Yo hasta preferiría plastilina con ketchup”, se atreve Miracle. Empeñados en inculcar hábitos de consumo saludables, el ingeniero agrónomo Javier Les abre sus mentes. “A través de unos huertos abiertos al público hemos dado a conocer el trabajo diario de los agricultores, las diferencias entre las variedades de cultivo, la sostenibilidad en el campo y la innovación en materias primas”.

Los chavales reconocen no haberse manchado nunca las manos de tierra y mucho menos en una huerta. Aunque Mohamed admite que en Marruecos, la tierra de sus padres, sí ha cultivado el huerto con sus abuelos. Les explica a los escolares variedades vegetales que les suenan a chino... pero se van encantados con su tiesto con un brote de lechuga que verán crecer en casa. De hecho, entre los primeros brotes plantados en este huerto se pueden ver variedades tan innovadoras como primer brote de kale, acedera, escarola frisée fine o canónigo rojo, además de rúcula, escarola o batavia. “Nuestros aitas y aitites han comido verduras y hortalizas toda la vida pero queremos acercar la alimentación saludable a los niños porque los hábitos que coges de pequeño se te quedan para toda la vida”, asegura el director técnico de esta firma cuyo lema es En 24 horas del campo a la mesa “porque los campos de producción están muy cerca de los de procesado”.

“Estamos encantados de difundir en Bilbao la alimentación saludable y la importancia de incluir vegetales en nuestra dieta. Trabajamos para ayudar a las personas a alimentarse mejor y nuestros esfuerzos diarios se centran en acercar los vegetales al máximo número de personas”, comenta Fermín Aldaz. Y es que los consumidores vascos son pioneros en consumo de productos verdes. La afición por la gastronomía, la mayor curiosidad y la cercanía al mundo rural, les convierte en ciudadanos ecológicos. La innovación también tiene aceptación y los vascos son más revolucionarios en materia de verdura. “Han empezado con productos muy básicos, lechuga, escarola, acelga, espinaca y luego se han introducido cosas diferentes. Hace diez años llegó el boom de los brotes tiernos y ahora la tendencia es el consumo de ensaladas que además de una base vegetal llevan un topping”.

Las amas de casa se han apuntado a la moda de las ensaladas envasadas “porque no todo el mundo dispone de un caserío y un huerto estupendo donde cultivar su propia lechuga y sus propios tomates, además hay un momento para todo”.

Secciones