epidemia en varios países europeos

Pediatras limitan la recomendación de vacunar del sarampión a viajes prolongados

Por su parte, la Dirección de Salud Pública del Gobierno vasco ha recordado hoy que para que una vacuna excepcional contra el sarampión sea efectiva se debe administrar, al menos, tres semanas antes de iniciar el viaje.

Tras la recomendación realizada ayer por parte del Comité Asesor de Vacunación de la Asociación Española de la Pediatría de vacunar de sarampión a los menores de un año que viajen a la UE, la Dirección vasca de Salud Pública y Adicciones ha hecho público un comunicado para transmitir un mensaje de "tranquilidad, ya que en Euskadi las coberturas de vacunación son muy altas y la población infantil está bien protegida frente al sarampión". 

AGENCIAS - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 11:35h.

BILBAO. Ha explicado que actualmente en casi todos los países europeos se está produciendo un aumento de casos de sarampión, principalmente por la existencia de grupos de población con bajas coberturas de vacunación, especialmente en Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Grecia y Rumanía.

Este organismo dependiente del Departamento de Salud ha recordado que un viaje de turismo a los países europeos "no requiere tomar ninguna medida especial" y que solo en casos específicos, para viajes de más de un mes y en función de la situación epidemiológica de la zona a donde se vaya, "podrían recomendarse medidas de vacunación frente al sarampión, que pasarían por administrar una dosis adicional de vacuna en lactantes de entre seis y once meses.  

Ha advertido de que esa dosis no sustituye a las vacunas recomendadas en el calendario vacunal infantil para los 12 meses y los 4 años de edad, "que deben administrarse siempre".

En lo que va de año, solo se han registrado dos contagios puntuales de sarampión en La CAV, en Bizkaia y Gipuzkoa, ninguno de los cuales había sido vacunado, y desde 2012 no se detectaba ningún caso de esta patología.  

Además, los descubiertos con anterioridad a ese año, correspondieron también a personas no vacunadas que habían viajado fuera de Euskadi.

RECOMENDACIONES DE LOS PEDIATRAS

Con todo, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha matizado su recomendación sobre la vacuna del sarampión a niños menores de 12 meses y ha concretado que ésta solo es necesaria en caso de estancias "prolongadas" en países como Rumanía, Francia, Italia o Grecia, donde existe un brote de la enfermedad.

Así lo ha señalado a Efe el secretario del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Francisco José Álvarez, quien ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a los padres que vayan a emprender un viaje vacacional a estos países.

A pesar de que existe un brote epidémico en Europa, los pediatras sólo piden la vacunación de los niños de entre 6 y 12 meses -que aún no han recibido la dosis de la triple vírica (sarampión, rubeola y parotiditis)-, en el caso de que vayan a permanecer en estos países durante "un tiempo prolongado", que los expertos no concretan.

En caso de duda, no obstante, "y como siempre que hay una duda sobre la salud de su hijo", los padres deben consultar al pediatra la necesidad de administrar una dosis de esta vacuna -la triple vírica- antes de cumplir el año.

"Hay que diferenciar viajes prolongados o de turismo", ha explicado Álvarez, quien ha señalado que en estos últimos no hay que tomar medias especiales, sino cumplir el calendario de vacunas de cada comunidad autónoma.

La vacuna del sarampión está incluida en la triple vírica -junto a parotiditis y rubeola- que se administra a los bebés por primera vez al cumplir los 12 meses, por lo que antes de esta edad los niños no están inmunizados contra esta contagiosa enfermedad, cuyas complicaciones pueden ser graves e incluso mortales.

El sarampión es una enfermedad infecto-contagiosa propia de la edad infantil causada por un virus y el signo más típico es la aparición de manchas de Koplik (manchas de color rojo vivo centradas por un punto blanco), fiebre alta y tos muy pertinaz, entre otros.

La enfermedad se puede complicar afectando especialmente al aparato respiratorio con laringitis, bronquitis, bronconeumonía e incluso neumonías (en un 6 % de los casos), que es la complicación asociada con una mayor mortalidad.

La AEP ha destacado que en España las coberturas vacunales son "excelentes" y, por tanto, la inmensa mayoría de los niños y adolescentes españoles están protegidos frente a enfermedades como el sarampión.

Ha recordado que cumplir el calendario vacunal de la comunidad autónoma de residencia es "el mejor seguro" contra enfermedades como el sarampión y ha recomendado que éste sea revisado antes de iniciar un viaje internacional al menos entre 1 y 2 meses antes del viaje.