convocadas 600 plazas en dos fases

La OPE foral acabará con la interinidad del 30% del personal administrativo

Varios contribuyentes son atendidos por funcionarios de la Hacienda foral, el departamento con más plantilla, durante una de las campaña de la Renta. (Pablo Viñas)

La diputada de Administración Pública explica que tras una década sin ofertas en el sector se convocarán 308 plazas

Olga Sáez - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - No aumentará el personal funcionario que en este momento alcanza las 3.081 personas pero se reduce la interinidad y se dota de estabilidad. Así explico ayer la diputada foral de Administración Pública y Relaciones Institucionales, Ibone Bengoetxea, los objetivos de la Oferta de Empleo que se convocará de manera conjunta en el último trimestre del año ofreciendo 308 plazas para personal administrativo. “Después de una década sin que se haya presentado ninguna oferta permitirá garantizar el empleo público duradero y de calidad”, aseguró la diputada.

Diez años sin que la Diputación de Bizkaia haya podido convocar plazas para personal administrativo han tenido sus consecuencias y de hecho, en estos momentos, la plantilla tiene un 30% de interinidad. Esta situación que ayer reveló Bengoetxea es la que se quiere mejorar. Al final, según expresó, “queremos dotarnos del músculo necesario para ofrecer un buen servicio y de calidad”.

Las previsiones en este sentido aspiran a aprobar más de 600 plazas de empleo de público antes del final de la legislatura, y de estas el paquete más importante, porque supone prácticamente la mitad, son para personal administrativo. Aclaró también la diputada que un primer paso es la aprobación de las plazas y otra la convocatoria de los puestos.

Así, lo que ayer aprobó el consejo de gobierno foral fue la segunda fase de la oferta de Empleo Público de este año 2018 con un total de 176 plazas. De estas, la mayoría, es decir, 160, serán para administrativos;doce para personal operador del futuro Centro Integrado de Gestión de Emergencia, tres para Ingeniería Técnica Agrícola y una para licenciado o licenciada en Educación Física. Estas 176 plazas se suman a las 14 que se aprobaron en marzo, en la primera fase de la OPE de 2018 y que incluía 8 plazas de trabajador social y 4 plazas de cabo y 2 más de oficial para el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento.

Única convocatoria Bengoetxea aclaró que el número de plazas convocadas en esta segunda fase de la Oferta de Empleo Público 2018 se ajusta a lo previsto respecto a los límites legales fijados por las diversas tasas de reposición.

Explicó también que los nuevos ingresos están pensados tanto para dar estabilidad a las plazas cubiertas por el personal interino como para cubrir las vacantes en algunas áreas, de cara a una mejor y mayor prestación del servicio público.

“Uno de los objetivo es trabajar por un empleo público de calidad y estable y por eso hemos aprobado esta nueva fase de Oferta de Empleo, la segunda para el año 2018, que va a permitir estabilizar la plantilla y garantizar un empleo duradero”, dijo.

La diputada foral de Administración Pública y Relaciones Institucionales informó de que “en lo que llevamos de legislatura hemos aprobado ya un total de 580 plazas en Oferta Pública de Empleo. Al final de la legislatura esperamos superar las 600 plazas con las convocatorias correspondientes a 2019 lo que redundará en la atención al ciudadano”.

En base a la racionalización y eficacia de los procesos selectivos, las 160 plazas correspondientes a la presente oferta para personal administrativo, se sumarán a las 148 ofertadas durante los años 2015 a 2017, de manera que la ejecución de dichas ofertas de empleo público se hará de manera conjunta, a través de una única convocatoria del proceso selectivo, en el que se incluirá el número total de plazas vacantes de tales ofertas, en total las 308 anunciadas.

Las convocatorias de las ofertas de empleo público aprobadas entre 2015 a 2018 se realizarán a finales de este año y las pruebas tendrán lugar a lo largo de 2019.

estabilización La política de empleo de la Diputación de Bizkaia se ha ido prodigando a lo largo de estos años en sus diferentes áreas siempre con el mismo objetivo de estabilizar los puestos de trabajo.

De hecho, el departamento de Acción Social de la Diputación Foral de Bizkaia aprobó la convocatoria de las primeras 33 plazas de la Oferta de Empleo Público en el Instituto Foral de Asistencia Social (IFAS) correspondiente a la oferta de los años 2016 y 2017. De estas 26 para enfermero y 7 para trabajadores sociales. De ellas, 3 plazas (correspondientes al 7% de la oferta total) dirigidas a personas con discapacidad de grado igual o superior al 33%.

Estas primeras 33 plazas convocadas se enmarcaron en la primera fase de la mayor oferta de empleo público aprobada por la Diputación en toda la historia del Instituto Foral de Asistencia Social y que alcanzó un total de 187 plazas, correspondientes a las ofertas de empleo público de 2016 y 2017.

La diputada de Acción Social, Isabel Sánchez Robles, afirmó que, de esta manera, se mantiene la apuesta de la Diputación Foral de Bizkaia por reforzar su estructura. En este caso, la estructura del instituto foral dependiente del departamento de Acción Social.

La Diputación foral de Bizkaia prevé convocar también antes de que finalice este año 2018 la siguiente fase de la convocatoria con más de un centenar de plazas más, que serán para personal auxiliar sanitario. La última convocatoria prevista, ya en 2019, será la correspondiente a técnico superior (2 plazas) y personal administrativo (25 plazas).

La incorporación de este personal a sus puestos de una manera estable no supondrá un aumento de la plantilla foral, pero sin embargo, reforzará la estructura de la institución foral con un personal estable que poco a poco suplirá la interinidad de muchos puestos.

Empleo público

Interinidad

Plazas

600

Secciones