Juzgado de lo Social de Bilbao

Condenan a Izar a indemnizar con 287.000 euros a un soldador que inhaló amianto

Una concentración de afectados por el amianto en Euskadi. (Javier Colmenero)

En 2017 le fue reconocida una incapacidad permanente absoluta derivada de la enfermedad profesional

El Juzgado de lo Social número 10 de Bilbao ha condenado a la empresa Izar Construcciones Navales a indemnizar en concepto de daños y perjuicios con más de 287.000 euros a un antiguo soldador al que en 2016 le diagnosticaron un mesotelioma epitelial y derrame pleural derivado de inhalar amianto, según ha informado hoy la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi (Asviamie).

EFE - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:18h.

BILBAO.- En una nota, Asviamie explica que el juzgado ha estimado la demanda del trabajador y condenado a Izar Construcciones Navales a indemnizar con 287.587,36 euros a Antonio B.N., de 71 años, quien trabajó como soldador entre los años 1972 y 2005 y que se prejubiló en Astilleros Españoles (hoy Izar).

En 2016 le diagnosticaron un mesotelioma epitelial y derrame pleural, y al año siguiente le fue reconocida una incapacidad permanente absoluta derivada de enfermedad profesional.

Según Asviamie, Izar se opuso a la indemnización alegando que en el enfermo "se unían circunstancias de ser persona bebedora moderada y habito tabáquico" y que en los primeros años de trabajo del demandante "se desconocía el riesgo del amianto en las personas". Incluso negó que el enfermo hubiera tenido contacto con la fibra cancerígena, según la misma asociación.

Sin embargo, el informe del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales, Osalan, y los testigos aportados por el demandante "demuestran que durante dicho periodo existía amianto en diferentes partes de la construcción del barco, utilizado como aislante y empleado por el enfermo".

Asviamie, que ha mostrado su satisfacción por una nueva sentencia que "pone al descubierto el desprecio empresarial a la prevención de los riesgos de enfermedad profesional", ha considerado que las empresas infractoras, como Izar, deben "pedir perdón por el daño causado a las victimas de la epidemia de cáncer profesional, involucrándose en la puesta en marcha del Fondo de Compensación con recursos suficientes".

Secciones