Real Decreto que regula las bolsas de plástico

“Las medidas son insuficientes”

Sandra López y Gabriela Castro charlan a la salida del supermercado. Fotos: Borja López

Sandra López y Gabriela Castro opinan sobre las bolsas de plástico

Un reportaje de Iñaki García - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

DESDE el pasado 1 de julio, y hasta que en 2021 se retiren totalmente del mercado, todos los comercios del Estado tienen la obligación de cobrar por las bolsas de plástico, cumpliendo así con el Real Decreto que regula la prohibición de las bolsas de plástico, aprobado por el gobierno popular el pasado mes de mayo. El objetivo de la iniciativa es que los consumidores se vean obligados a adquirir nuevos hábitos cuando realizan la compra.

Sandra López y Gabriela Castro son dos latinoamericanas que residen en Bilbao. Afirman que no se han visto demasiado afectadas por la medida, ya que no tienen reparo en pagar por las bolsas de un solo uso. De hecho, la medida les parece insuficiente como para cambiar las costumbres de la población.

“No solo pago las bolsas, sino que trabajo en una hamburguesería y los consumidores las pagan sin quejarse”, remarca Gabriela. En su opinión el precio es demasiado bajo como para que los clientes se planteen otras alternativas. Sandra le da la razón, pero además sentencia que le gustaría copiar el modelo de Estados Unidos y que los bolsas fuesen de papel, “para colaborar más con el medio ambiente”.

Actualmente los precios de las bolsas de plástico oscilan entre 5 y 15 céntimos, dependiendo del porcentaje de material reciclado que posean en su composición, como medida de transición para concienciar a la población de lo nocivo de su uso antes de su retirada total.

Asimismo, ambas subrayan que debería haber un mayor control de los envases de plástico. López opina que desde las instituciones “tendrían que realizar una regulación mayor” del uso del material. Y añade que con las medidas actuales no va a cambiar nada.

Castro concluye que el panorama europeo, aunque con matices, tampoco ha variado mucho. Y así “no van a cambiar el mal hecho ni el que está por hacer, porque las medidas son insuficientes para que los ciudadanos tomen conciencia”.

La cantidad de residuos plásticos en los océanos es un tema candente. Se calcula que se producen 300 millones de toneladas de plástico y que para 2050 los desechos plásticos superarán el número de peces en los océanos. Estos residuos no solo resultan una amenaza para la naturaleza. Su posterior retirada también supone una cuantiosa carga económica para los estados. Sin ir más lejos, en la Unión Europea se destinan entre 194 y 630 millones de euros para este propósito.

En este sentido, Joanna Drake, directora general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, aseguró que la directiva para la regulación de plástico pone también el foco en los productores.

Secciones