Los turistas vascos mantienen sus planes

Los incendios en la región griega de Atica no provocan anulaciones de viajes desde Euskadi

Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 09:43h.

Bilbao - Los turistas vascos que están estos días en Grecia o los que tienen pensado viajar allí en breve no dan muestras de estar afectados por los graves incendios con víctimas de las últimas horas. Fuentes de una de las agencias de viajes con más actividad en ese destino señalaron ayer a DEIA que no habían recibido llamadas interesándose por la situación generada en Grecia por los fuegos, ni hay petición de cancelaciones ni solicitudes de regreso anticipadas.Y aunque parece que hasta ahora los efectos de los incendios en el turismo no se notan, hay quien no descarta que en los próximos días sí pueda haber alguna consecuencia para los viajeros de Euskadi y otras zonas, ya que un frente de fuego está ya a tan solo diez kilómetros del aeropuerto de Atenas y puede que el humo afecte a los vuelos.Personas conocedoras del área también destacan que los incendios están muy cerca del puerto de Rafina, el punto desde el que muchos turistas parten hacían las islas del Pireo, con lo que las conexiones marítimas también podrían verse afectadas en algún momento dejando en tierra a un número elevado de viajeros con reservas en otros puntos del país.Los viajeros que ya se encuentran en Grecia destacan que la embajada informa vía Twitter de las carreteras cortadas como consecuencia del fuego y de otras incidencias. Ayer a mediodía, la nota de la sede diplomática española en la capital helena decía que “según el último informe de la Policía griega todas las carreteras están abiertas y se circula con normalidad tanto en Atenas como en Tesalónica. Las carreteras que conectan las ciudades con los aeropuertos están abiertas”. El país heleno vive una intensa ola de calor con temperaturas que en las últimas jornadas superaron los cuarenta grados centígrados. A estas altísimas temperaturas se suman las fuertes rachas de viento, que alcanzan cerca de sesenta kilómetros por hora, lo que dificulta seriamente los trabajos de extinción de los numerosos incendios que asolan al país.- B. Sotillo

Secciones