salió de El Dueso el pasado día 15

Buscan a un preso fugado de El Dueso condenado por violación y asesinato en Gasteiz

La Polícía pide disfusión. Si le has visto o tienes algún dato, llama al 091. (Policía)

Guillermo Fernández no ha vuelto a la cárcel tras un permiso de siete días

Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 07:25h.

Santander - Las fuerzas de seguridad buscan a Guillermo Fernández Bueno, un peligroso preso fugado de la cárcel cántabra del Dueso, condenado por el asesinato y violación de una empleada de una cafetería de Gasteiz y que salió de la prisión el pasado día 15 para disfrutar de un permiso de siete días que concluyó el domingo. Según publicó ayer la Policía Nacional en un tuit, el recluso gozaba de un permiso penitenciario y no acudió a la cárcel cuando tenía que haberlo hecho, el pasado domingo.

Guillermo Fernández Bueno es un violador y asesino que se ha fugado de la cárcel de Santoña (Santander) en un permiso. Si le has visto o tienes algún dato: 091, dice el tuit de la Policía, que acompaña la foto. Fuentes penitenciarias dijeron a Efe que el preso ya había cumplido 17 años y medio de cárcel y acababa su condena en 2026. Además, no era el primer permiso que se le concedía, aunque los anteriores los había obtenido a través de recursos que finalmente habían sido admitidos por el juez de vigilancia penitenciaria;todos los había llevado de forma escrupulosa y este era el primero de una semana completa de duración.

Fuentes consultadas por Efe indican que el preso, que tenía pareja fuera de prisión que se dedica a la compra venta de muebles procedentes de India, dejó su celda bastante vacía en este último permiso, lo que hace sospechar que tenía planeado no regresar al centro penitenciario. Los Cuerpos de Seguridad han desplegado un dispositivo para tratar de encontrar a este preso, santanderino condenado a 26 años y seis meses de prisión por violar y asesinar en una cafetería de Gasteiz a Ana Rosa Aguirrezábal, de 35 años, una empleada de la limpieza del bar Acua del barrio de Judimendi el 14 de diciembre de 2000. Este hombre ya cumplía una condena de nueve años de cárcel por otra agresión sexual cometida un mes antes.

La sentencia de la Audiencia alavesa señalaba que Fernández Bueno actuó con una “violencia inusitada”, que la víctima asesinada murió asfixiada y que la violó. Además, indicaba que cuando ya había fallecido, el condenado le cortó el cuello con un cuchillo de filo de sierra. La víctima apareció cadáver a primera hora de la mañana cuando su cuerpo fue descubierto por una compañera que trabajaba de camarera. Cuando ocurrieron los hechos, donde hubo intento de violación anal, la víctima se encontraba sola, había fregado el suelo y se disponía a preparar la bollería en un espacio interior del establecimiento. Fernández, condenado por estos hechos, que trabajaba en una obra del barrio de Lakua, había estado con otras dos personas consumiendo copas y cocaína en varios locales de la capital alavesa. El Tribunal Supremo confirmó en octubre de 2003 la sentencia a 26 años impuesta a Guillermo Fernández Bueno por el asesinato y agresión sexual de Ana Rosa Aguirrezábal. La Audiencia de Araba valoró las pruebas que inculpaban al acusado, según el Supremo, que rechazó todos los argumentos presentados por la defensa en el recurso. El Supremo valoró que el condenado por el crimen del Acua “reconoció la autoría de la muerte primero ante la Policía y luego ante el juez de instrucción”. La Delegación del Gobierno indicó también que se ha avisado a las unidades dedicadas a Mujer y delitos sexuales. - Efe

Secciones