bilbaino afincado en Ámsterdam

Embajador rojiblanco

Alf, un bilbaino afincado ahora en Ámsterdam, sigue las evoluciones de su Athletic del alma en De Lutte y se muestra ilusionado con el nuevo técnico y los fichajes

Un reportaje de Aitor Martínez - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

apenas quince o veinte curiosos se han acercado a seguir los entrenamientos del Athletic en su retiro holandés en De Lutte cuando los bilbainos han consumido ya más de la mitad de sus días de preparación en tierras holandesas. Las altas temperaturas que han dado la bienvenida al conjunto rojiblanco no invitan a ello, como tampoco el hecho de que la presencia del equipo dirigido por Eduardo Berizzo no sea más que anecdótica para una población que se mantiene ajena a la presencia de los vizcainos. Es por ello que el lunes llamó la atención la presencia de un hincha bilbaino, afincado ahora en Ámsterdam, que no quiso perder la oportunidad de acercarse hasta De Lutte, a algo más de hora y media por carretera de donde reside, y que responde al nombre de Alf, como así le conocen sus amigos. Después de trabajar en distintas partes del mundo: India, Centroamérica, Inglaterra… Alfonso del Portillo Valdés (Bilbao, 20-III-1984) disfruta de una nueva vida en la ciudad de los canales, donde reside con su novia italiana, la misma que le recuerda que fue el Athletic quien acabó con la racha triunfal de su querido Milan muchos años atrás. Él, lejos de su Bilbao natal, se ha convertido en un perfecto embajador rojiblanco.

En su memoria guarda un sinfín de recuerdos y experiencias en torno al Athletic, vividas muchas de ellas a varios miles de kilómetros de casa. “Recuerdo que la final de Copa que perdimos 1-4 contra el Barça, en la que marcó Toquero, la tuve que seguir por la radio en Dublín porque no conseguí que ningún bar me la pusiera porque jugaba el Manchester United un partido”. Alf, que nació solo unos meses antes de que el Athletic lograra el último doblete de su historia, se desquitó de lo de Dublín tres años después, pues entonces sí, pudo seguir desde Bilbao y rodeado por los suyos, las finales de Europa League y Copa. Una vez más, eso sí, se quedó con la miel en los labios y no pudo festejar un título del equipo de su alma.

Pero el destino le debía una a Alf y a los miles y miles de hinchas rojiblancos que hasta la Supercopa de 2015 no habían podido celebrar ningún gran éxito del Athletic. Los leones volvieron a morder el polvo en la final copera del curso 2014-15 frente al Barcelona, de quien se tomaron la revancha solo unas pocas semanas más tarde. Entonces, sí, el hincha bilbaino pudo festejar un título. Tal vez convencido de que algo importante sucedería, invitó al grupo de amigos que tenía en India a cenar y todos, sin excepción, vibraron con una noche mágica, la del 4-0 al conjunto blaugrana en San Mamés. “La verdad es que fue un día bastante divertido”, rememora Alf. “Invité a todos mis amigos de la India a una cena tardía, porque creo que fue sobre las dos de la noche de allí el partido. Todo el mundo pensaba que iba a ganar el Barcelona, pero mira… Cuando marcó San José desde el centro del campo casi se cae la casa abajo de la emoción. ¡Y eso que solo gritaba yo!”.

El choque acabó una goleada rojiblanca y un hat-trick de Aritz Aduriz, un futbolista prácticamente desconocido para su amigos hindúes, que quedaron prendados con el atacante donostiarra, hasta el punto de que se compraron su camiseta. “Recuerdo que en un viaje que hice a Bilbao me tuve que llevar como seis camisetas con el nombre de Aduriz de vuelta a la India. Todos los que me la pidieron estuvieron viendo conmigo aquel partido”, relata Alf.

CONFIADO En un país como Holanda, donde dice que apenas ha coincidido con euskaldunes pero en el que la gente local tiene en un alta estima al Athletic, de quien asegura que conocen su historia y su filosofía única de juego, el bilbaino dice estar ilusionado con esta nueva temporada: “Me ilusiona Berizzo. Tengo cierto respeto porque en los dos equipos anteriores que ha estado les cayeron un porrón de goles, pero yo por lo menos creo que al Athletic le hace falta hacer un juego que entretenga y con el tiempo ya nos preocuparemos de que nos metan menos goles. Igual también es que allí no tenía tan buenos defensas, pero aquí con los chavales de la cantera y los nuevos fichajes, tenemos una muy buena defensa”.

La incorporaciones de Yuri Berhiche, Dani García, Cristian Ganea y Ander Capa también han generado optimismo en Alf, que destaca al joven Oihan Sancet. “La tripleta esta de Vicente, Guruzeta y Nolaskoain me gusta. Me ha dado pena que el primero no se haya quedado, pero también es el más joven. Luego está Sancet, al que no le conocía. Pero vi el gol que marcó en Urritxe y algunos vídeos de sus partidos en los Juegos Mediterráneos y la verdad es que tiene muy buena pinta”. Con todo, Alf, un perfecto embajador rojiblanco, confía sobre todo en Muniain: “Este año, si no se rompe, Muniain la rompe”.