apunta a la medular

Regreso al pasado

De Marcos apunta a la medular, donde actuó con Bielsa, una posición que el futbolista reconoce que le “gusta”

Un reportaje de Aitor Martínez - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

después de dos temporadas muy complicadas, sin apenas presencia a las órdenes de Joaquín Caparrós, el técnico que le hizo debutar con el primer equipo del Athletic en agosto de 2009, la carrera deportiva de Óscar de Marcos dio un giro de 180 grados con la llegada de Marcelo Bielsa. Especial como pocos en el mundo del fútbol, tras analizar un sinfín de encuentros disputados por los que serían sus pupilos en las campañas 2011-12 y 2012-13, el de Rosario decidió que en su esquema, la figura de De Marcos encajaba a las mil maravillas en el centro del campo, por delante del pivote y algo más retrasado que el media punta, aunque prácticamente con su misma libertad de movimientos. Ahí supo explotar todas sus virtudes el futbolista alavés, que realizó una temporada sobresaliente a la que puso el broche con un gol de pillo en Old Trafford frente al Manchester United. Tras aquella campaña, el propio Bielsa, Ernesto Valverde y José Ángel Ziganda después, le desplazaron al lateral, de donde Eduardo Berizzo parece querer sacarle para devolverle al centro del campo. Un regreso al pasado.

Sobre esta cuestión habló ayer el protagonista en el hotel de concentración del Athletic en De Lutte. Recordó que si bien “el año pasado” jugó allí “dos veces”, llevaba “tiempo sin jugar” en dicha demarcación, una posición que le “gusta”. “Todo el mundo lo sabe. No sé si acabaré jugando ahí o no. El jugador lo que quiere es jugar, contar para el entrenador y estar en la mejor forma posible para si me toca participar en esa posición, intentar tener los conceptos bien cogidos, intentar en un cambio de chip instantáneo poder dar el máximo ahí”, añadió.

El de Biasteri acompañó a Ander Iturraspe e Iker Muniain en el centro del campo en el partido amistoso del miércoles ante el ADO Den Haag y si bien se dejó ver por todo el flanco de ataque, en su comparecencia ante los medios en Holanda explicó que Berizzo le pide otras cosas distintas a las que en su momento le ordenó Bielsa: “Con él es un poco diferente. Solo llevo ahí una semana entrenando y me quedan muchas cosas por aprender y por ver qué me pide. Hasta ahora me hace más hincapié en que inicie el juego desde atrás, que ayude más al centro del campo, que no solo me desmarque, aunque me dice que no pierda eso. Son cosas que me va diciendo y que tengo que ir incorporando si en algún momento dado tengo que jugar ahí”.

De Marcos se refirió también a las similitudes que encuentra entre ambos técnicos argentinos: “Está claro que el estilo sí que se parece. También ellos coincidieron mucho tiempo. Cada uno tiene su propio estilo, pero sí que parten de una base similar, aunque Eduardo ha metido sus matices. Con Marcelo coincidimos seis de los que estamos en el equipo ahora. Simplemente, lo que tenemos que hacer es adaptarnos a él todo el mundo lo antes posible. Después de cinco años hay que recordar muchas cosas en las que se parecían. Un cambio siempre ayuda a mover todo, a trastocar las piezas y creo que nos va a venir bien al equipo”.

último año de contrato En lo que respecta a su situación personal, el polivalente futbolista, que está en su último año de contrato, espera que las lesiones le respeten después de dos campañas en las que se ha perdido un buen puñado de encuentros por diversos problemas físicos: “En el primer partido de liga me dieron un golpe, me hice un esguince y luego me costó mucho reaparecer. Fui renqueando toda la temporada o más de lo que me hubiese gustado, porque la forma siempre se coge al final de la temporada. No le di más vueltas. En el momento en el que estás lesionado sí que quieres reaparecer lo antes posible, intentas estar disponible, pero las cosas se dan como se dan. Ahora mismo ni se me pasa por la cabeza, solo estar en forma, encontrarme bien y apretar esta pretemporada para llegar al principio de temporada lo mejor posible”.

Cuestionado acerca de su contrato, que expira en 2019, De Marcos desveló que el club y él aún no han “hablado de nada”, aunque se mostró tranquilo al respecto. “Ya lo he dicho muchas veces. Mientras el club me quiera y me valore como ha hecho hasta ahora, no va a haber ningún problema para renovar. Aquí disfruto cada día y mi sueño es conseguir un titulo importante en el Athletic”. En la que será su décima temporada como león, el de Biasteri no descarta nada: “Quizá sea este. Nunca se sabe”. Que así sea.