Mi primer Tour

A la espera de la gran batalla

Por Omar Fraile - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

LO esperado. Una etapa plana y resuelta al esprint que se ha llevado Démare. A pesar de venir de la tunda de los Pirineos y del etapón que nos espera, se ha salido muy rápido. Hemos rodado durante los primeros 37 kilómetros a una media de 53 km/hora. A mitad de carrera, después de llevar la fuga controlada, en un repecho, han vuelto a arrancar y de nuevo ha tocado ir a tope. Una vez neutralizada la fuga se ha ido más tranquilo, aunque realmente se ha sufrido por el calor. Ha sido impresionante. Se notaba muchísima fatiga. La sensación era de agobio por el calor. Además, el terreno no ayudaba nada, como si la carretera tuviera imán. En la última etapa de Pirineos se espera muchísima batalla. Es la última oportunidad.