MUNDAKA FESTIVAL

El atractivo de la cita logra una ocupación hotelera cercana al 100%

Centenares de personas se acercan al festival. (José Mari Martínez)

Los encargados de gestionar los alojamientos se han visto obligados a desviar a los clientes a zonas próximas

Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - El entorno que ofrece Mundaka, la buena música y la buena comida que se podrá degustar este fin de semana en el marco incomparable de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai son un imán para que cientos de personas quieran acercarse a la localidad para disfrutar del Mundaka Festival. Son tres días en los que la localidad bulle con este evento, que les coloca en el mapa internacional.

La música y la comida están aseguradas en esta cita pero hay que buscar un alojamiento en el que hospedarse y encontrar una plaza hotelera se antoja misión imposible. Así lo cuenta Jokin Marín, de Amaia Events, empresa oficial que gestiona la ocupación hotelera en la localidad para esta cita. “Lo cierto es que no es un evento con una afluencia masiva como sí lo son otros festivales. Sin embargo, hay clientes fieles que reservan plaza de un año para otro tanto para el Mundaka Festival como para el periodo vacacional”.

Tras haber gestionado las reservas para este fin de semana, Marín destaca que “las plazas hoteleras que hay en Mundaka son muy limitadas, por lo tanto enseguida se van ocupando. Podríamos hablar de que la ocupación hotelera en el municipio está en torno a un 100% para los días del festival”. Confiesa que “no hemos tenido todas las habitaciones que nos hubiera gustado” por lo que “hemos tenido que desviar a bastantes asistentes al festival a Bermeo y a otros hoteles de la zona”.

Desde Amaia Events también se gestionan vuelos para quienes se desplazan al Mundaka Festival aunque Marín destaca que “no viene gente de zonas excesivamente lejanas, sí que hemos tenido llamadas para solicitar información sobre los vuelos pero la gente que viene, la mayoría de los que han contactado con nosotros, son gente de las provincias limítrofes, Zaragoza y también bastante gente de Catalunya”.

alternativa al hotel Además de hoteles, rodeado de naturaleza y en plena península de Santa Katalina se encuentra el Camping Portuondo de Mundaka, lugar que muchos de los asistentes al festival eligen para pasar su estancia. Luken Soto, encargado de la gestión de las reservas del alojamiento, confiesa que “este es uno de los fines de semana de todo el año en el que más rápido se acaban las plazas. Hay quien viene, lo vemos todos los años, a última hora para alojarse aquí y es imposible claro”.

Soto destaca que el perfil de quienes se hospedan en el camping son jóvenes de entre 20 y 30 años generalmente, “aunque también hay familias”. Sin embargo, apunta que mucha gente viene a Mundaka para disfrutar del entorno además del festival. “Mundaka tira muchísimo por el espacio en el que está ubicado. El festival claro, es un plus”.

Mundaka ya ha empezado a calentar los motores para acoger hoy la cuarta edición de su festival en el que aúnan gastronomía, música y naturaleza. Y a pesar de que la oferta hotelera del municipio es reducida, los asistentes al Mundaka Festival no han dudado en desviarse a otros municipios más cercanos, como contaba Jokin Marín para disfrutar de este enclave musical único en un entorno inigualable. - A.Valle

Secciones