Hasta el domingo

El suculento menú musical del Mundaka Festival

La cita arranca hoy con !!! y Vintage Trouble como los grupos fuertes del día Biffy Clyro, Bunbury, Belako, Rayden o Revolta Permanent pasarán por la localidad hasta el domingo

Andrés Portero - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Mundaka Festival ha logrado cerrar “un cartel de ensueño” en su cuarta edición, que comienza hoy en la isla de Santa Katalina de la localidad. Artistas internacionales de prestigio como Biffy Clyro, !!! (Chk Chk Chk) y Vintage Trouble se alternarán con estrellas estatales como Bunbury y músicos como Rayden y Depedro, junto a grupos “de la tierra” como Belako, Moonshakers, Atom Rhumba y Revolta Permanent. “Ver a estos artistas en un teatro natural y sin colas es algo que no me perdería”, afirma Amets Rodríguez, la directora del festival.

El programa de este año ha quedado redondo. Quizás sea el más interesante desde el arranque de esta cita que aúna música y gastronomía, y que se impulsa con actuaciones internacionales de peso pero cobija también a otros nombres menos populares. “Procuramos crear un cartel interesante con artistas conocidos y otros menos, aunque de gran calidad -explica Rodríguez-. El objetivo es sorprender al público, y se logra porque es de lo que el público más nos habla al terminar el festival. Quieren que les sorprendamos”.

Hoy es la jornada inaugural y arranca fuerte, pisando el acelerador del ritmo y el baile con dos grandísimos grupos estadounidenses: !!! (Chk Chk Chk) y Vintage Trouble. Los primeros, que saltarán al escenario a las dos de la madrugada, convierten cualquier cita en una discoteca al aire libre con su propuesta de funk a piñón, con algo de electrónica y samplers, espíritu punk, coros soul y estribillos pop. Canciones de su último disco, Shake the shudder, como Dancing is the best revenge, y otras antiguas como One girl, one boy o Freedom! 15, aseguran bailes y sudor.

Por su parte, Vintage Trouble es un grupo californiano que se creó en 2010 y que cuenta con dos discos de poderoso y ardiente soul-rock. Apoyados en su día por Prince y Martin Scorsese, está liderado por el vocalista Ty Taylor, para quien la música que interpretan es una fusión de “la voz de James Brown con el acompañamiento de Led Zeppelin”. Seguro que interpretan Knock me out, adelanto de su tercer disco, pasada la medianoche.

Tanto Vintage Trouble como !!! (Chk Chk Chk) han actuado ya en Euskadi pero Amets Rodríguez asegura que “son tan divertidos que no nos cansamos de verlos y bailarlos”. La primera jornada, que arranca a las 20.00 horas, se completará con las actuaciones de Fink, Depedro, Copernicus Dreams y Dj Pinky.

Estatales y vascos El cabeza de cartel de mañana, sábado, con una representación de bandas vascas, será Bunbury. Antes de que el excantante de Héroes del Silencio salte al escenario, a las 22.30 horas, actuarán Rayden, un artista estatal que cuida especialmente sus letras, y los grupos vascos Belako, Revolta Permanent y Moonshakers, además de Papaya.

Bunbury y su magnífica banda, Los Santos Inocentes, harán un recorrido por lo más granado de su discografía, incluidas algunas canciones de la época de Héroes del Silencio como Mar adentroy Maldito duende. Además, el zaragozano presentará en Euskadi su último disco, Expectativas, tras arrollar en su gira latinoamericana. Es un álbum que retrata “la convulsa situación política y social que está experimentando el mundo actual”, según su autor, para quien “el rock’n’roll no es solo mover las caderas, sino que también puede hacer mover las neuronas”.

Y la jornada de clausura, la del domingo, está liderada por el grupo Biffy Clyro, que actuará a las 22.45 horas. “Tiene uno de los mejores directos de rock en el panorama internacional actual. Hace dos años tuve la oportunidad de verles en un cartel con grandes como Neil Young y sin embargo, fue el artista que más nos impactó. Y lo dicho, verlo en este formato amable de 4.000 personas es todo un lujo, una oportunidad única”, señala la directora del festival.

Antes del trío será el turno de Atom Rhumba, Santero y los Muchachos, y Confluence. Optigan I cerrará el festival pasada la medianoche. El abono para los tres días de conciertos está a la venta por 80 euros. Por su parte, las entradas de día cuestan 50 y las del autobús que conecta la Plaza Moyua de Bilbao con el recinto del festival solo pueden adquirirse on line, a seis euros.