Mesa de Redacción

Es el jefe, y da miedo

Por Joserra Cirarda - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

TRAS la llegada de Pablo Casado a la presidencia del Partido Popular se han producido esta semana dos imágenes que dan que pensar. La primera tuvo lugar el lunes, cuando el nuevo líder de los conservadores españoles recibió en la sede de Génova a su predecesor, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. Casado, en el estreno de su rol, se sentó de frente a los fotógrafos, mientras MR se acomodó a su derecha, escorado con respecto a los periodistas gráficos que inmortalizaron el encuentro. Lo lógico y lo normal, lo que ocurre cada vez que un anfitrión, político, recibe en su sede a un rival. 24 horas después, el último adalid de la derecha más conservadora de España citó en el mismo despacho de la misma sede a su ideólogo de cabecera: José María Aznar. Y en esta ocasión la fotografía no cumplió con el guion preestablecido. Fue el miembro español del Trío de las Azores el que presidió la cita desde el sofá colocado frente a los fotógrafos, mientras que el arribista de última hora se tenía que conformar con mirar de soslayo a las cámaras. Aznar ha vuelto. Y lo hace con todo el poder. Se sabe el referente de Casado y está dispuesto a marcar tendencias en un partido obligado a girar a la derecha tras la impetuosa irrupción de los Ciudadanos de Albert Rivera. Aznar ha vuelto, es el jefe, y da miedo. Recordar aquel “estamos trabajando en ello” con acento texano pone los pelos de punta. Que nos pillen confesados.

jrcirarda@deia.eus