solo recibe el apoyo de PSOE y PNV

Rechazado el techo de gasto que hubiera supuesto 143 millones para Euskadi

El Congreso ha rechazado hoy con los votos en contra del PP, Cs, CC, Foro Asturias y UPN y con las abstenciones de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y Nueva Canarias, el techo de gasto de 2019 y los nuevos objetivos de déficit del Gobierno, que sólo han sido apoyados por el PSOE y PNV.

EFE - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 14:53h.

MADRID. El límite de gasto no financiero para 2019 y el Acuerdo de Objetivos de Déficit y Deuda Pública de 2019 a 2021 han sido rechazados por 173 votos, 86 abstenciones y 88 votos a favor.

El rechazo a la nueva senda de consolidación fiscal que había sido aprobada por el Ejecutivo ya no será debatida ni votada en el Pleno del Senado y, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el Gobierno tiene un plazo máximo de un mes para presentar unos nuevos objetivos que deben someterse al mismo procedimiento.

143 MILLONES ADICIONALES

Así las cosas, el Congreso ha rechazado hoy el techo de gasto de 2019 y los nuevos objetivos de déficit del Gobierno, que sólo han sido apoyados por el PSOE y PNV, y que hubieran dado a Euskadi la posibilidad de disponer de 143 millones adicionales.

El pasado día 19, el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) aprobó los nuevos objetivos de estabilidad para el próximo año, que flexibilizaban la meta de déficit autonómico del 0,1 al 0,3 % del PIB, lo que equivalía a casi 2.400 millones de euros, que al día siguiente fueron ratificados por el Consejo de Ministros.

Sin embargo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha conseguido sacar adelante en el Congreso esta nueva senda, lo que supondrá, en principio, una vuela a los objetivos de déficit aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy, con un tope del 0,1 % para el 2019 y estabilidad presupuestaria en el 2020.

Preguntado hoy mismo por este asunto el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha dicho que "los márgenes siempre son positivos", pero que el Gobierno Vasco persigue el equilibrio presupuestario, es decir cerrar 2019 sin déficit.

Azpiazu ha apuntado por ello que en el caso de que finalmente se relajara el déficit -algo que a la postre no ha ocurrido- el Ejecutivo autonómico solo recurriría a esa posibilidad si los ingresos se quedaran por debajo de lo previsto. 

Tras el rechazo del Congreso a la senda económica propuesta por Sánchez, las comunidades autónomas perderán en conjunto 2.312 millones, con Cataluña, Madrid y Andalucía como las autonomías más perjudicadas en términos absolutos.

Con el objetivo de déficit en el 0,3% y no en el 0,1 %, Cataluña tendrá que ajustar 446 millones adicionales;Madrid, 439 millones, y Andalucía, 310 millones, correspondientes a las dos décimas adicionales sobre su Producto Interior Bruto.

Del mismo modo, la Comunidad Valenciana se tendrá que apretar el cinturón en otros 217 millones;el País Vasco, en 143 millones, y Galicia, en 121.

La Rioja, con 16 millones, Cantabria, con 26, y Extremadura, con 37 millones, son las autonomías que menor ajuste fiscal tienen que hacer en términos absolutos.