acaba contrato en 2019

La incógnita Aduriz

Aduriz y Sancet, durante la sesión matinal de ayer. (Juan Lazkano. Enviado especial a De Lutte)

El delantero no desvela si esta será su última temporada e insiste en que su objetivo es ir “semana a semana” y no mirar al futuro

Aitor Martínez. Enviado especial - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

DE LUTTE. Con el amanecer de cada nueva temporada desde ya algunos años, una pregunta recorre la mente de muchos aficionados del Athletic. ¿Hasta cuándo durará Aritz Aduriz? La respuesta es toda una incógnita a la que ni el propio atacante sabe dar una respuesta contundente más allá de asegurar que se encuentra bien físicamente y con ganas de seguir jugando. “Mi objetivo es ir semana a semana”, aseguró ayer desde el hotel de concentración del conjunto rojiblanco en De Lutte.

Superado ese margen de tiempo, que realmente tiene fecha límite en el próximo 30 de junio, cuando concluye su contrato con la entidad rojiblanca, serán las sensaciones que vaya encontrado así como el rol que tenga dentro el equipo, al margen de si juega todos los minutos o no, las que determinen si está en condiciones de seguir, pues su deseo es sentirse “importante hasta el último momento”. “Intentar ser importante puede englobar muchas cosas. Está claro que lo que a uno le gusta siempre es ser protagonista e importante dentro del campo, pero me refiero a ser importante en un sentido más amplio de esa palabra. Es una decisión que no es fácil saber cuándo es correcta, pero quiero focalizar muchísimo toda mi atención en el momento, en el día a día, no mucho en el mañana, porque si estás pensando mucho en lo que va a ser o en lo que quieres que sea, pierdes el foco y quiero tenerlo muy concentrado en el día a día. En intentar disfrutar de todo esto, del día a día y ya iré viendo lo que venga”, explicó con mayor detenimiento.

A la espera de que llegue el momento en el que dar una respuesta definitiva, Aduriz asume el paso del tiempo con la naturalidad que corresponde a un hecho así: “Es un proceso natural. Siempre hay un principio y un final, es evidente. Lo que pasa que a día de hoy me siento bien, con fuerzas y estoy a gusto. Mi intención es hacer las cosas mejor de las que las he podido hacer hasta ahora. Está claro que hay un hándicap, que es la edad, y tienes que darle muchísimo mimo a muchas cosas para poder compensarlo. Lo tengo muy interiorizado, pero creo que a día de hoy lo estoy llevando bastante bien y mi intención es ir poco a poco, semana a semana con el objetivo del siguiente entrenamiento. No veo mucho más allá”. Asimismo, recordó que si llegado el momento él quiere continuar y el club no lo considera así, habrá poco que hacer ya que se trata de una decisión “de dos partes”, puesto que en situaciones así “tiene que haber un acuerdo mutuo”.

Mientras con el paso de los días y de las jornadas Eduardo Berizzo moldea un once inicial que a tenor de sus palabras tiene más o menos claro, todo hace indicar que Aduriz seguirá siendo el referente ofensivo del equipo. Titular para Marcelo Bielsa en la campaña 2012-13, mantuvo su rol en las cuatro temporadas que permaneció Ernesto Valverde en Bilbao, en las que fue ampliando su cuenta goleadora, y solo el curso pasado a las órdenes de José Ángel Ziganda y en determinados momentos del mismo perdió su condición de titular indiscutible, coincidiendo por la apuesta del técnico navarro de alinear Iñaki Williams en la punta de ataque. El delantero bilbaino es el último de una larga lista que ha sonado para coger el testigo de Aduriz, sin embargo, todo hace indicar que al menos a corto plazo, el donostiarra será el elegido por Berizzo. “Aduriz está y quiero imaginar el futuro con él siempre”, lanzó el entrenador argentino tras la primera sesión de entrenamiento en Lezama.

Agradecido, Aduriz valoró positivamente las palabras de su nuevo técnico, aunque se mantuvo cauto. “Siempre es muy agradable que el entrenador te tenga en cuenta y consideración, pero esa consideración y respeto que en un momento dado puedes tener no sirve de nada. Todos empezamos de cero. En el fútbol lo anterior no vale para nada. Es un año nuevo y todos tenemos que demostrar que somos capaces de aguantar la exigencia que te genera el Athletic y eso es lo que tenemos que demostrarle al míster”, detalló.

ENTUSIASMO

Cuestionado precisamente por el que es su nuevo entrenador, Aduriz tomó la palabra en nombre de todo el grupo y aseguró que “todos” están “entusiasmados con su llegada, con su intensidad y con su forma de transmitir lo que quiere”. “Creo que las cosas están yendo bien. Es solo el inicio, es pronto para hacer valoraciones, pero tiene las ideas muy claras. Al equipo le vienen bien sus ideas y creo que está interiorizando bien su forma de trabajar”, añadió el atacante.

Experimentado como pocos, a lo largo de sus diez temporadas en el primer equipo rojiblanco, con el inicio de liga arrancará su décimo primera, Aduriz es plenamente consciente de que son muchos los nombres que en los últimos años han sonado como sus posibles sustitutos. De momento, nadie lo ha logrado, aunque el delantero aseguró ayer que lleva “muy bien” que se hable de su “relevo”. “Soy súper consciente de que un jugador con 37 años no es lo más habitual. Lo normal sería estar de vacaciones o estar haciendo otro tipo de cosas, pero lo llevo muy bien, como un reto. Poder estar con esa edad compitiendo al máximo nivel y en el equipo que quieres es un orgullo. Es un reto poder superarme, poder estar ahí. Llevo con naturalidad que se hable y se diga que tiene que haber gente nueva. Todos nos aburrimos de todo. Es un proceso natural, cosas que van a pasar antes o después”, asume.

Lo que le resulta más complicado es no jugar, tener que aguardar una oportunidad en el banquillo, algo que el curso pasado volvió a probar de primera mano después de varios años siendo titular indiscutible para sus diferentes entrenadores. “Mal. Lo llevo muy mal”, respondió al ser cuestionado sobre algunas de sus suplencias del curso pasado. “Pero yo y todos, porque no hay sitio para todos. Todos queremos jugar, entrar en el once y si no entras en él, estar entre los 14 que juegan. Siempre quieres jugar. Si has entrado en el once, todo el partido, que no te cambien. Todos queremos estar en ese sitio de privilegio. Para eso peleamos, y el que no, no tiene mucha cabida en el fútbol”, explicó un Aduriz que aseguró que este año les “encantaría” estar “condicionados” por las previas europeas, pues el Athletic, tras cuatro cursos ininterrumpidos en Europa, no disputará competición continental.

Secciones