Diputado General de Bizkaia

Rementeria: “Los menores están protegidos y se cumplen los ratios”

Unai Rementeria, diputado general de Bizkaia.

Unai Rementeria insiste que no hay medios “ilimitados” para ofrecerles oportunidades para su proyecto vital

“No se trata de abrir más centros, sino de ayudar a los menores a su inclusión y para eso hacen falta recursos”

DEIA - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. “Todas las personas están protegidas y se cumplen los ratios”. De este modo aclaró ayer el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, las dudas generadas en torno a la posible masificación de algunos centros de menores extranjeros no acompañados de Bizkaia. “No se trata solo de abrir más plazas en los centros de acogida, sino de ayudar a estos menores a su inclusión social y para eso hacen falta recursos educativos, sanitarios y sociales, porque les tenemos que ofrecer oportunidades para su proyecto vital, ya que, en caso contrario, van directos a la exclusión”, consideró. Acompañado por la diputada foral de Acción Social, Isabel Sánchez Robles, el mandatario foral detalló ante la Comisión Institucional, Buen Gobierno y Transparencia el contenido de la carta que desde la institución foral enviaron el 15 de junio a la vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo.

En la misiva, Rementeria trasladó “el esfuerzo que estamos haciendo como sociedad y administración en la acogida y la inclusión social de estos menores” y la necesidad de “abordar esta realidad desde un enfoque que va más allá de nuestro territorio”.

Ante un problema “global e histórico” como es el de la desigualdad, Rementeria remarcó que en Bizkaia “estamos ayudando mucho y lo estamos haciendo bien”. “Si queremos hacer las cosas bien, no podemos llevar a la extenuación los resortes sociales y humanos que tenemos”.

Por ello, con el objetivo de “tener éxito en estos procesos de inclusión a medio y largo plazo”, ve fundamental trabajar en una distribución territorial “equilibrada”. Por esta razón, a través de esa carta, la institución reiteró la necesidad de establecer cupos por comunidades para el acogimiento de menores extranjeros no acompañados (menas), además de “recibir ayudas económicas para hacer frente a esta realidad”.

Carácter global

Tanto los grupos de la oposición como los que sustentan al Gobierno foral coincidieron en que el carácter global del problema y en la importancia de trabajar de acuerdo a las competencias del territorio. No obstante, la apoderada de EH Bildu Arantza Urkaregi manifestó que éste se trata de un problema que “exige una respuesta por parte de la Diputación mayor que la que se está dando” e instó a “abrir más centros o ampliar las plazas para atender a los menores en condiciones de dignidad”. “Si ustedes piden que se cumplan con los protocolos, con la legislación, que no se vulneren los derechos de la infancia y que el resto cumplan, háganlo también ustedes”, instó la apoderada de Podemos Bizkaia Eneritz de Madariaga. En este sentido, denunció una “sobreocupación” de los centros.

El socialista Juan Otermin animó a la Diputación a mantener la coordinación con el resto de instituciones y a seguir por “este camino de dignidad”. “Por parte del PNV, el apoderado Jon Sánchez lamentó la pérdida de unidad y consenso entre los grupos en torno a este tema y ha instado a recuperarlo. “Me encantaría que los partidos políticos que están hoy aquí demandasen por escrito responsabilidades a aquellas comunidades en las que gobiernan”, ha manifestado. Asimismo, puso en valor el esfuerzo “de entender en clave de humanidad y de respeto” de la Diputación. - DEIA

Secciones