TOUR 2018

“He llegado a soñar con la etapa”

Mikel Landa lamenta que su plan de fuga quedara en nada, pero se va “tranquilo” por haberlo intentado

Nagore Marcos - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

BILBAO. Mikel Landa lo intentó ayer con todo lo que tenía, pero no fue suficiente para hacer bueno su intento de fuga. Estuvo a un paso de ganar la etapa y de colocarse segundo en la clasificación general. Pero en ciclismo, un paso es mucho. Por lo que finalmente el corredor del Movistar tuvo que conformarse con el premio al más combativo del día. “Había que probarlo de lejos y me voy tranquilo por haberlo intentado. Cuando he arrancado en el Tourmalet sabía que sería muy difícil, pero en algunos momentos he llegado a soñar con la etapa e incluso con el podio en la general”, reconoció tras cruzar la meta. El de Murgia asumió lo complicado que era dar un golpe sobre la mesa en uno de los recorridos más difíciles de esta edición de la ronda gala, sobre todo por la cantidad de ciclistas que, como él, buscaban algo en esta etapa: “Por desgracia ha sido un día muy complicado, con bajadas en las que dar muchos pedales, compañeros de viaje que a veces no entregaban todo lo que tenían… y que atrás también se han obcecado mucho, hasta cazarnos en el Aubisque. Luego, en esa bajada Roglic nos ha tomado unos metros y me he quedado fuera de la disputa de la etapa”, resumió.

De hecho, para Landa los objetivos del resto de equipos han sido claves para disminuir sus posibilidades de triunfo ayer: “Ha sido una lástima no poder corresponder al trabajo de Amador, pero siempre hay equipos con intereses por ahí: el trabajo de Katusha para defender un décimo puesto, Lotto poniendo ritmo y haciéndole también el trabajo a Sky… Siempre aparece uno que nos amarga la fiesta”. Con todo, el corredor del Movistar se muestra “satisfecho” con el trabajo realizado, mientras que entiende el bajón de piernas que su compañero Nairo Quintaba protagonizó en plena subida con los favoritos: “Nairo y yo habíamos hablado antes de la etapa y él estaba con ganas, aunque quizás no haya podido estar tan fresco como antes de la caída. Supongo que al final le ha pasado factura”.

Balance final

Después del intento fallido de ayer, a Landa tan solo le queda la contrarreloj individual para finalizar un Tour que, para él, “ha tenido de todo, momentos buenos y malos”. Por eso, espera concluirlo “con una buena contrarreloj y terminar de asentar la línea de resultados tan regular que he tenido este año”. El de Murgia recordó que “esta es la primera vez que vengo al Tour con aspiraciones”, por ello, “me iré satisfecho independientemente de cómo acabe tras la contrarreloj”.