visita los centros de Algeciras

Marlaska niega colapso en los centros de inmigrantes y pide una solución europea

Grande-Marlaska reconoce una situación "excepcional"de llegada de migrantes (EFE)

Grande-Marlaska reconoce una situación "excepcional" de llegada de migrantes pero "controlada" y sin "colapso"

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha negado hoy que exista colapso en el sistema de salvamento y acogida de inmigrantes, y ha insistido en que los flujos migratorios son "un problema de Europa, que necesita una solución europea".

EFE - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 21:25h.

SEVILLA. Grande-Marlaska ha hecho estas declaraciones esta tarde en Algeciras (Cádiz), adonde ha acudido para supervisar el dispositivo de salvamento y acogida de los cientos de inmigrantes llegados en pateras en los últimos días a las costas gaditanas.

A lo largo de este sábado, Salvamento Marítimo ha rescatado a 334 personas que viajaban en 17 pateras por el Estrecho y el Mar de Alborán, y los ha trasladado a los puertos de Tarifa (Cádiz) y de Motril (Granada), donde han sido atendidos en centros de acogida.

Además, en la costa alicantina, otros cuatro inmigrantes -uno de ellos, menor de edad- llegaron anoche a la playa de Los Arenales del Sol, entre los términos de Elche y Santa Pola, según fuentes de la Guardia Civil.

En Andalucía, el Centro de Salvamento Marítimo de Tarifa ha coordinado el rescate de 283 personas de 15 pateras y el de Almería, el de los ocupantes de otras dos pateras en el Mar de Alborán, que se suman al millar rescatado ayer en el Estrecho.

Esta llegada masiva obligó a habilitar una nave para albergar a 422 inmigrantes de origen magrebí y subsahariano que aguardaban su traslado en la estación marítima de Tarifa, y que fueron finalmente trasladados anoche en autobús.

Otras 150 personas que llevaban dos noches durmiendo a bordo del buque María Zambrano, atracado en el puerto de Algeciras, pasaron anoche a las dependencias habilitadas por la Policía Nacional en el polideportivo Andrés Mateo de la barriada de El Saladillo.

El ministro del Interior ha criticado al anterior Ejecutivo del PP porque la presión migratoria "no es algo que nos pille de imprevisto" y, frente a ella, "ha habido un poco de imprevisión por parte del Gobierno anterior".

Grande-Marlaska ha recordado que la entrada de 8.100 inmigrantes en pateras contabilizados el año pasado supuso un incremento del 170 % con respecto a 2016, y ha remarcado que "ya había una previsión de que se iba a incrementar de forma sustancial" en 2018.

Ha aclarado que la apertura del Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) que el Gobierno prepara en el puerto de Campamento, en San Roque (Cádiz), se producirá el 1 de agosto de forma gradual, y ha asegurado que se trabaja "las 24 horas" para adaptar este centro de forma que pueda acoger a más de 600 personas.

El ministro ha negado que la oleada de pateras esté desbordando el dispositivo establecido, y ha asegurado que "no hay colapso migratorio" porque "tenemos una situación controlada y controlable".

En su opinión, se está respondiendo a una situación "excepcional" y se están abordando "todas las medidas precisas para que esta situación sea lo más breve posible". Como ejemplo ha citado los 30 millones de euros aprobados ayer por el Consejo de Ministros para políticas migratorias.

Respecto al comportamiento del Gobierno de Marruecos, ha calificado su conducta de "absolutamente razonable" y ha afirmado que este país "también está sufriendo los flujos migratorios de una forma importante".

Sobre la respuesta de la UE, el ministro ha insistido en que el flujo de inmigrantes "es un problema europeo y en que la solución es europea".

Ha agregado que "se están agilizando proyectos para la protección de fronteras y pronto se determinará una cantidad de fondos que podrán ser destinados directamente a esas políticas de migración".

Secciones