los servicios "han quedado colapsados"

Denuncian que 60 migrantes se quedan sin centro de acogida cada noche en Bilbao

Varios voluntarios de Ongi Etorri Errefuxiatuak reparten la cena a varios jóvenes inmigrantes en Bilbao. (Foto: Oskar González)

Según Ongi Etorri Errefuxiatuak son familias y vecinos quienes les están dando cobijo, comida y ropa

El colectivo Ongi Etorri Errefuxiatuak ha denunciado hoy que cada noche desde principios de julio las instituciones dejan entre 60 y 70 personas migrantes sin alojamiento en Bilbao, y son familias y vecinos de esta ciudad quienes les están dando cobijo, comida y ropa.

EFE - Domingo, 29 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:42h.

BILBAO. En comparecencia ante los medios durante una vigilia que ha organizado esa plataforma social para explicar la situación de las personas que llegan a Euskadi como migrantes o refugiadas, han pedido a las diferentes administraciones vascas "una respuesta" que solucione "la situación de abandono de quienes están llegando a Bilbao" porque los recursos y voluntarios con los que cuentan "ya no pueden más".La llegada de pateras a las costas andaluzas este verano ha conllevado que decenas de esas personas, muchas de ellas en tránsito hacia otros países de Europa, hayan viajado hasta Euskadi, donde los servicios sociales para atenderles han quedado "colapsados".Esta situación ha evidenciado que los servicios existentes en Euskadi para estas personas "no son suficientes" y en Bilbao "las instituciones han respondido de manera cortoplacista" y con escasos "recursos" a través de Cruz Roja, que ofrece una acogida urgente de tres noches para esos migrantes.En concreto, se han habilitado 88 plazas de acogida en unas antiguas escuelas, "que funcionarán hasta que se acaben los 150.000 euros" aportados por Gobierno vasco, Diputación Foral y Ayuntamiento para dar respuesta a esta situación. Frente a esa partida,"200.000 euros cuestan los fuegos artificiales de la Aste Nagusia", han denunciado.Según ha explicado Txus Elorza, uno de los colaboradores de Ongi Etorri Errefuxiatuak, voluntarios y los vecinos de la capital vizcaina están ayudando y abriendo sus casas para acoger a esas personas en los barrios de Atxuri y Santutxu, y ahora también en Bilbao La Vieja, pero "ya no pueden más"."Entre 60 y 70 persona se quedan en la calle cada noche", y no tienen acceso a las plazas de los recursos que ofrece Cruz Roja, y además las asociaciones de vecinos de Bilbao y de otros municipios "están aportando comida y ropa para que esas personas reciban un trato humano", ha explicado.Ha aclarado que en Euskadi no se ha registrado una llegada de personas en muy grande o en avalancha, como ha podido ocurrir en otras zonas, sino que "es parecido" a lo que ha sucedido otros veranos, "por lo que no entendemos por qué no hay una respuesta más clara por parte de las instituciones vascas y que se hayan saturado y desbordado los recursos con tan poca gente".

Secciones