Por tierra y por aire

Éxodo vacacional anticipado

El peaje de Biriatu registró largas retenciones a lo largo del fin de semana. (Esti Veintemillas)

La red vasca únicamente registró retenciones en Biriatu y Armiñón
Un aviso de bomba en el aeropuerto de Múnich provocó retrasos y cancelaciones de vuelos en Loiu

C. Zárate - Domingo, 29 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - Por tierra y por aire. La operación Salida de agosto, adelantada a este fin de semana de julio, registró ayer numerosos movimientos, sobre todo, en los pasos fronterizos de la red viaria vasca y en los aeropuertos. En este caso, la incidencia más destacada tuvo lugar en el de Loiu, donde se vivió una jornada frenética como consecuencia de un aviso de bomba falso en la terminal 2 del aeropuerto de Múnich, que provocó retrasos de hasta cuatro horas e incluso la cancelación de algunos vuelos con destino al país germano.

En concreto, el vuelo Bilbao-Múnich de la compañía Lufthansa, que estaba programado para despegar a las 11.30 horas, lo tuvo que hacer finalmente a las 15.22 horas. Además, los vuelos programados para las 15.00 horas y para las 18.40 horas, con salida desde Bilbao, fueron finalmente cancelados, así como el de las 18.00 horas de United Airlines desde Múnich. El único que despegó con normalidad desde Loiu fue el de las 7.45 horas que lo hizo a las 7.52 horas.

Por otro lado, la red viaria vasca no registró ayer grandes incidencias de tráfico durante la operación salida salvo las retenciones en el peaje de la AP-8 en Irun, que generaron colas de hasta siete kilómetros y de cinco en la A-1 en Armiñón, pero se resolvieron a partir de las 14.30 horas, informó el Departamento de Seguridad.

Las primeras retenciones en la frontera en sentido Donostia comenzaron a las 6.20 horas en el peaje de la autopista AP-8 por el paso de vehículos, sobre todo extranjeros, con destino al sur de la península. El tráfico también fue intenso en Araba, en el enlace de la A-1 con la autopista AP-1 en Armiñón, donde las retenciones alcanzaron los cinco kilómetros sobre las 8.00 horas, y los tres kilómetros en el enlace de la N-622 con la AP-1 en Etxarri-Ibiña a partir de las 9.00 horas en sentido Burgos. A partir de las 13.00 horas el tráfico en estos puntos descendió y las colas vehículos desaparecieron sobre las 14.30 horas en Irun y alrededor de las 17.00 horas en Armiñón.

En el apartado de accidentes no se produjo ningún siniestro con víctimas de importancia, si bien, dos colisiones por alcance entre cuatro turismos obligó a cortar, a las 14.00 horas, dos carriles de la AP-8 entre Arrigorriaga y Bilbao, en sentido Donostia, indicaron las mismas fuentes.

RESTO DEL ESTADO En el resto del Estado las previsiones apuntan que más de 6,3 millones de pasajeros pasarán por los aeropuertos de Aena durante la operación Salida correspondiente a la primera quincena de agosto, en la que se registrarán un total de 39.565 operaciones aéreas, según informaron fuentes de Aena. Hoy será el día de mayor tráfico en el conjunto de la red, con 6.790 vuelos programados para una oferta de casi 1,1 millón de asientos disponibles. Para mañana están previstos 6.472 vuelos;6.356, para el martes, y 6.429, para el miércoles. Respecto a los asientos ofertados, la cifra supera todos los días el millón.

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas es el que registrará un mayor tráfico previsto para estos días de verano, con 6.847 operaciones hasta el 1 de agosto para más de 1,4 millones de asientos ofertados.

Por su parte, el aeropuerto de Barcelona-El Prat registrará 6.243 vuelos durante los próximos seis días, con 1,1 millón de plazas disponibles. El aeropuerto de Málaga Costa del Sol recibirá a lo largo del fin de semana 463.730 pasajeros en las 2.785 operaciones de salida y llegada previstas en el aeródromo andaluz.

Secciones