'Stage' en Holanda

Berizzo tiene trabajo

El entrenador del Athletic dispone de tres semanas antes del inicio de la liga para corregir los errores en defensa, ajustar la presión de su equipo y decidir qué jugadores descarta para cerrar la plantilla

Aitor Martínez. Enviado especial - Lunes, 30 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

de lutte - La intensidad en los entrenamientos y la elevada carga de trabajo han sido el denominador común de las tres primeras semanas de pretemporada del Athletic. Sin previas europeas que torpedearan el día a día, exigiendo una prematura puesta a punto, en el horizonte únicamente asoma el estreno liguero del próximo 20 de agosto ante el Leganés. Una fecha marcada en rojo en el calendario a la que Eduardo Berizzo y el resto del cuerpo técnico esperan llegar con la plantilla a pleno rendimiento. Tras veinte intensas jornadas de trabajo, muchas de ellas con dobles sesiones de entrenamiento, el equipo descansó ayer, aprovechando el viaje de vuelta tras poner fin al stage de pretemporada, hará hoy lo propio y volverá a ejercitarse mañana en Lezama para afrontar la parte final de la preparación. En De Lutte, Berizzo ha quedado encantado con el trabajo realizado por sus pupilos, a quienes ha podido conocer mejor a lo largo de la semana de trabajo en Holanda. “Cuando un equipo recibe a un entrenador nuevo hay que confiar en él y escuchar sus ideas. En el aspecto humano, el vernos todos los días en doble turno nos ha acercado mucho. Ahora será bueno que no me vean en un par de días antes de volver a Lezama”, bromeó Berizzo.

Por delante, otras tres semanas en las que el técnico tiene trabajo por delante. Dosificar esfuerzos, ahondar más en su idea de juego y tomar decisiones relativas a la composición de la plantilla están entre los deberes de Toto, que tendrá que hacer especial hincapié en erradicar los errores defensivos que sus pupilos han cometido en los tres últimos amistosos frente al ADO Den Haag, el Fulham y el Duisburgo y que deben ser subsanados cuanto antes. Si bien el técnico defendió a sus jugadores al recordar el trote que llevan en sus piernas, que estos se sigan cometiendo en los encuentros que aún están por llegar, podrían generar cierta preocupación. De momento, el problema parece detectado, ahora queda por ver qué solución encuentra Berizzo, que durante su breve estancia del pasado curso en el Sevilla, club que le despidió a finales de diciembre, la fragilidad defensiva del equipo fue uno de sus principales quebraderos de cabeza.

El pasado sábado, tras la disputa de la Copa de las Tradiciones en Duisburgo, el entrenador argentino realizó una valoración global del stage en Holanda, donde el intenso calor ha pillado por sorpresa a toda la expedición rojiblanca. Pese a ello, el equipo pudo ejercitarse con normalidad, lo que no supuso ningún contratiempo para Berizzo, que reconoció que “los entrenamientos se desarrollaron como queríamos”. Además, aseguró que tras la finalización de la concentración tiene “algunas certezas y otras inquietudes”. Se refirió a las labores de presión de su equipo como “una cosa a corregir”, aunque lo achacó “a una cuestión física porque el cansancio se nota”, y, pese a que relativizó los errores, sí asumió que es una cuestión en la que deben mejorar de cara al futuro: “Recibimos gol con facilidad y eso da sensación de debilidad. Debemos fortalecer la defensa porque damos sensación debilidad”.

Las siguientes citas del Athletic llegarán el próximo fin de semana y serán una buena vara para medir las evoluciones del equipo. El sábado se desplazará a Irun para enfrentarse a la Real Sociedad y el domingo participará en un triangular en Mainz en el que además del conjunto local, también tomará parte la Fiorentina. Berizzo avanzó su intención de ir recortando las rotaciones para así intentar que algunos “jueguen 90 minutos”, lo que en su opinión “aporta bastante al equipo”.

La triple cita del fin de semana, en la que aún está por ver cómo el técnico reparte los minutos, podría evidenciar de nuevo las preferencias de Berizzo, que tras enfrentarse el pasado miércoles al ADO Den Haag reconoció que el equipo que alineó de inicio distará poco del que pueda considerarse como su equipo de gala. Habrá cambios, sí, pero no parece que demasiados. Ante los holandeses jugaron: Herrerín;Capa, Yeray, Núñez, Yuri;Iturraspe, De Marcos, Muniain;Williams, Aduriz y Córdoba. A la espera de que Kepa se ponga a un mejor tono, aunque ya disfrutó en Duisburgo de sus primeros minutos, y con Iñigo Martínez lesionado, la única duda en la zaga sería la apuesta por De Marcos en el lateral. Por ese hueco en el centro del campo pugnarían Beñat y Unai López, con Dani García como posible alternativa a Iturraspe, y en ataque está por ver si Raúl García, sin minutos por precaución después de sufrir un leve problema muscular, ocupa alguna de las posiciones de banda, como la de Iñigo Córdoba. Por lo demás, y a la espera de que pueda suceder algún contratiempo en forma de lesión, la idea de Berizzo parece clara.

DESCARTES Esta irá cogiendo aún una mayor forma en las citas venideras, en las que el técnico argentino podría haber aligerado ya su plantilla. A las cesiones de Mikel Vesga, Xabi Etxeita y Unai Simón deben seguirles otras. No serán muchas, como así lo reconoció Toto en la rueda de prensa que ofreció el sábado a la conclusión de la Copa de las Tradiciones, pero también dijo tenerlas “en mente”. Tampoco quiso marcarse plazos para adoptar ninguna decisión, pues el técnico recordó que con la peculiaridad de un club como el Athletic, en el que las llegadas son difíciles y limitadas, las salidas deben ser muy meditadas.

Pese a que no dio ninguna pista más, las salidas que parecen claras a día de hoy son las de Asier Villalibre y Andoni López, así como la de Alex Remiro. El delantero apenas ha contado con minutos esta pretemporada y tras un año complicado con cesiones poco fructíferas a Valladolid y Lorca, su futuro, al menos a corto plazo, parece lejos de Lezama. También el de Andoni, que rivaliza con Yuri, Balenziaga y Ganea por un puesto en el lateral zurdo, y con Iñigo Martínez, Yeray, Núñez, San José y hasta Peru Nolaskoain, que parece que se quedará por su polivalencia y las buenas impresiones que ha dejado pese a actuar en el centro de la zaga, una posición desconocida para él, en la posición de central. Por último, a la espera de ver cómo se resuelven las conversaciones entre el club y Remiro para sellar su renovación -acaba contrato el próximo 30 de junio-, la apuesta de Berizzo, salvo que pudiera llegar una oferta interesante por Herrerín que satisfaga el portero y al club, parece que será contar con Kepa y el ya citado Herrerín.