FÓRMULA 1

El futuro de force india está en vilo

El futuro de force india está en vilo. (Fotos: EFE)

la escudería entra en concurso de acreedores y busca comprador para seguir en la competición

E. Oyarzabal - Lunes, 30 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Las escuderías más inestables económicamente atraviesan momentos convulsos. Force India ha anunciado que ha entrado en concurso de acreedores. Su futuro en la Fórmula 1 depende de encontrar un comprador. La deuda acumulada es de 180 millones de euros.

La asfixia es tal que ha estado en peligro el concurso en el Gran Premio de Hungría. Se trata de un equipo que actualmente ocupa la sexta plaza en el Mundial de Constructores y que cuenta con pilotos afincados en la décima y duodécima posición -Sergio Pérez y Sebastian Ocon, respectivamente- en el Mundial de Pilotos. Concretamente Checo Pérez es quien se atribuye a sí mismo la supervivencia de 400 puestos de trabajo en un comunicado emitido ayer. Y es que el piloto mexicano se ha erigido como uno de los impulsores legales contra la escudería. Él justifica el gesto con el hecho de que, dice, los trabajadores le reclamaron que intercediera antes de que el equipo desapareciera. No obstante, la parte contraria le acusa de desear la quiebra para Force India, que le adeuda parte del sueldo de la temporada 2017.

“He leído algunas noticias que dicen que lo he hecho por mi dinero, pero no ha sido por eso, sino para proteger al equipo. Me han puesto en una posición que no me gusta, que no disfruto, pero tenía que tomar una decisión para proteger a las 400 personas que trabajan ahí”, explica Pérez, que sentenció: “El equipo ya no era sostenible. Cuando pude hacer algo por el equipo, tuve que hacerlo”.

Ahora llega el proceso de búsqueda de un comprador con garantías de pago, lo que está en manos de la compañía que administra el equipo. Además, este proceso alberga el margen que concede el parón estival de la competición. Uno de los posibles adquisidores es el multimillonario Lawrence Stroll, padre de Lance, piloto de Williams, equipo que también atraviesa su particular travesía del desierto.

una tónica en la F-1 Esta situación se ha vuelto una constante en la Fórmula 1, donde Caterham, Marussia o Manor han estado en quiebra o al borde de la bancarrota en épocas recientes. Otro equipo que corre peligro es Williams, porque a sus escasos resultados deportivos debido al bajón en el rendimiento de sus monoplazas durante la presente temporada se suma la desaparición para la próxima campaña de su principal patrocinador, el Grupo Bacardi, propietario de Martini. Sin dar con un sponsor, el futuro no es halagüeño. Tampoco será sencillo hallar un mecenas, puesto que McLaren, una vez perdida la financiación que aportaba Honda por llevar sus motores, no ha dado aún con un patrocinador. Al inicio del 2018, los principales accionistas de McLaren concedieron un margen de dos años para encontrar la cobertura del gasto de un presupuesto de 210 millones de euros que requiere el mantenimiento del equipo. A Ferrari, por su parte, se le ha caído Banco Santander.

Secciones