eskuinaldea

El primer Día de las Cuadrillas rejuvenece las fiestas de Gorliz

La única nota negativa fueron los destrozos de mobiliario urbano tras el concierto de Vendetta

Marta Hernández - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Gorliz - Las fiestas de Gorliz han sido tomadas por la juventud y también por los más peques. A la instauración este año del Día de las Cuadrillas se ha sumado “la implementación de la oferta” para el público más joven, una decisión que “ha sido muy bien acogida”. Y es que las actividades han gozado de una participación “muy elevada”, tal y como traslada la alcaldesa, Arantza Etxebarria.

Los Santiagos de 2018 se despidieron el pasado domingo dejando un buen sabor de boca. Empezaron con una comida popular, que ya congregó a numerosos jóvenes y niños, y han contado con eventos como los concursos de disfraces y de play-back, triki-poteo, parque infantil, certamen de bacalao... Además, el Día de las cuadrillas, que se celebró el viernes, se estrenó con poteo, concurso de pintxos, juegos... y hasta con su propio txupinazo.

“Para ser el primer año que se toma la iniciativa, ha habido una participación importante de cuadrillas”, valora la primera edil. Así que, de manera general, Etxebarria efectúa un balance positivo. “Aun no siendo el día 25 fiesta, ha habido mucha más participación de gente, tanto de día como de noche”. El punto negativo ha recaído en los destrozos en el mobiliario urbano que se produjeron tras el concierto de Vendetta del viernes, precisamente el acto que cerraba el Día de las cuadrillas. Por lo demás, tal y como admite la regidora gorliztarra, “han sido unas fiestas pacíficas donde no hemos tenido problemas de consideración, exceptuando pequeñas atenciones por parte de los servicios sanitarios, que no dejan de ser habituales en cualquier ámbito festivo, y también sin contar los desperfectos de mobiliario urbano”. Asimismo, la alcaldesa enfatiza que no se ha registrado ningún caso de agresiones.

Como es habitual, los festejos de Gorliz se han desarrollado bajo la vigilancia de la Policía Local, que ha prolongado su horario habitual en el turno de tarde, y de la Ertzaintza, que ha llevado a cabo su dispositivo protocolario para celebraciones patronales. Otra de las cuestiones que ha ensombrecido en parte los Santiagos ha sido el exceso de aforo en algunos eventos, un asunto que, como confiesa Etxebarria, analizarán de cara al año que viene. “Quizás deberíamos revisar el volumen de algunos eventos, porque sí hemos recibido alguna queja”.

Además, el Ayuntamiento tendrá en cuenta otras consideraciones que aporte la comisión de fiestas, de cara a llevar a cabo posibles cambios. “Veremos las peticiones, quejas y sugerencias de la gente, y después de ese balance se tomarán las decisiones que la comisión de fiestas crea oportunas. No obstante, tenemos que decir que la sensación durante el transcurso de las mismas y los comentarios han sido muy positivos”, asegura la primera edil, que, por otro lado, agradece “la labor realizada por la comisión de fiestas y, en especial la de la concejala de fiestas, Vanessa Murua, ya que han sido capaces de organizar un programa para todas y que ha sido un éxito total”.