Conferencia Sectorial

Euskadi apoya a Celaá en “recortar los recortes del PP”

La ministra de Educación, Isabel Celaá, en la Conferencia Sectorial de ayer. (EFE)

Gobierno vasco y Ministerio de Educación inauguran una “buena sintonía”

Idoia Alonso - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao -El Gobierno vasco apoyará el anteproyecto que propondrá la ministra de Educación, Isabel Celaá, para que las comunidades reduzcan el número de horas de trabajo del profesorado por debajo de las veinte horas impuestas por el decretazo Wert en 2012. El viceconsejero vasco de Formación Profesional, Jorge Arévalo, avanzó ayer la postura que el Departamento de Educación mantendrá respecto a la intención de Celaá de revertir los recortes aplicados por el Partido Popular y que en Euskadi no se llegaron a ejecutar “por convicción”, dijo Arévalo a la salida de la Conferencia Sectorial celebrada en Madrid.

La reunión acabó con el plantede las comunidades autónomas gobernadas por el PP a la ministra ya que, desde su punto de vista, el proyecto “deja a los pies de los caballos” a las comunidades autónomas a la hora de asumir los gastos del incremento horario. Las aguas bajaron mucho más tranquilas entre el Ministerio y el Gobierno vasco en esta primera toma de contacto que transcurrió en “muy buena sintonía”, según Arévalo. El viceconsejero dijo que “estamos contentos con lo que nos ha explicado Celaá y creemos que podemos trabajar el consenso y el acuerdo de una forma razonable, además estamos con ganas de colaborar para mejorar del sistema”.

No parece que, por el momento, haya líneas rojas entre las partes en esta nueva etapa de mano tendida. Únicamente está el respeto a la competencia en materia educativa de Euskadi, cuestión de la que Celaá hizo bandera al frente de la Consejería que ahora dirige Cristina Uriarte.

En este sentido, Arévalo afirmó que trasladó a Celaá “la importancia que tiene que se respete nuestro autogobierno”. Respecto a la cuestión de fondo tratada en la sectorial de ayer -el recorte horario a los docentes-, el Gobierno vasco “apoya claramente a la ministra. Nosotros siempre hemos defendido que era una prioridad”, aseveró Arévalo ante los periodistas.

El responsable de la Formación Profesional vasca recordó que antes y después de la aprobación de la Lomce, el Ejecutivo de Gasteiz “siempre ha defendido que no podía haber los recortes que se estaban haciendo desde el Ministerio de Educación. Nosotros mantuvimos las condiciones del profesorado en la CAV por convicción y lo que hemos trasladado a la ministra es que nos ha parecido muy buena idea recortar los recortes que había planteado el PP en 2012”. De este modo aclaró que “le hemos trasladado nuestro apoyo y nuestras ganas de trabajar con el Ministerio para avanzar en un sistema educativo moderno”.

Muy diferente fueron el tono y las formas empleadas por los consejeros del PP que abandonaron la Conferencia Sectorial. Según explicó el consejero gallego Román Rodríguez, las comunidades autónomas gobernadas por los populares “no van en contra de las medidas” propuestas por Celaá, pero discrepan de las “formas” utilizadas por el Gobierno para hacer la convocatoria. La propuesta del Gobierno español “ha sido tramposa”, dijo el consejero gallego, porque “conlleva a las comunidades autónomas a unas fuertes inversiones en educación sin ningún tipo de compensación o aporte económico por parte del Estado”. En similares términos se pronunció la consejera de Murcia, Adela Martínez.

Las comunidades socialistas, en cambio, se avinieron al planteamiento de revertir la reforma educativa del PP bajando los ratios de alumnos, reduciendo el horario lectivo de los docentes y los días de baja para sustituir a un profesional. Andalucía, Aragón o Extremadura cerraron filas en torno a Celaá, dándole su apoyo expreso, al tiempo que explicaron que los últimos años ya han aplicado medidas, como Euskadi, para paliar los efectos de la política de recortes del Partido Popular.

Secciones