no es "gramaticalmente exacto"

Puigdemont pide al Supremo que no le califique de "huido"

La defensa del expresidentacude a la RAE y explica que no está "escondiéndose" de nadie

La defensa del expresident de la Generalitat Carles Puigdemont ha pedido al Tribunal Supremo que subsane el error de referirse a este procesado por rebelión como "huido", ya que, a su juicio, es un término "peyorativo".

EP - Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 19:13h.

MADRID. El abogado Jaume Alonso-Cuevillas presentó este martes un escrito dirigido al Tribunal Supremo en el que afirma que utilizar el término "huidos" para referirse a Puigdemont y a los exconsejeros Clara Ponsatí y Lluís Puig es "indebido". Según explica en este documento que ha compartido en su cuenta personal de Twitter, en algunas resoluciones se ha utilizado esta palabra, la cual no considera "gramaticalmente exacto" para hacer alusión a sus clientes.

Por ejemplo, el auto del pasado 9 de julio del juez instructor, Pablo Llarena, en el que concluye la instrucción y abre una pieza separada para los procesados que se encuentran fuera de España, se encuentra la expresión cuestionada. Por ello, el letrado solicita que se modifique el error e incluso sugiere a la Sala de lo Penal del Supremo que en sus próximas resoluciones identifique a sus clientes como "procesados ausentes".

De hecho, argumenta que el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define "huido" como la persona que "anda receloso o escondiéndose por temor de algo o alguien". "Mis representados ni se esconden, puesto que la Administración de Justicia sabe perfectamente donde se encuentran, ni andan recelosos salvo las naturales prevenciones que les provocan la naturaleza y modo de instrucción de un proceso de naturaleza eminentemente política como el que nos ocupa", añade el escrito.

ABANDONARON ESPAÑA "LEGALMENTE"

En este sentido, Cuevillas afirma que Puigdemont y sus exconsejeros salieron "legalmente" de España, "sin que pesara sobre ellos orden de detención ni diligencia alguna que les afectara". Esto ocurrió cuando la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela les citó a declarar el pasado 2 de noviembre cuando se inició la causa contra ellos por el proceso soberanista en Catalunya y con motivo de que no se presentaron ante ella dictó una primera euroorden.

El abogado señala también que "desde el primer momento" se han sometido a la jurisdicción de la justicia europea y han colaborado con ella en relación a las ordenes de detención cursadas. Y recuerda que los jueces de Alemania, Escocia y Bélgica que han llevado sus casos no han impuesto ninguna medida cautelar en su contra, a diferencia del juez Llarena que ha acordado "gravosas medidas" que "podría justificar su no personación voluntaria ante los tribunales españoles".

Sobre la disposición de Puigdemont ante los tribunales europeos habla el abogado en otro escrito distinto presentado ante la Audiencia Nacional. En este pide el archivo de la causa contra el profesor de la Universitat de Barcelona (UB) Josep Lluís Alay, investigado en la Audiencia Nacional por delito de encubrimiento, al ser una de las cuatro personas que acompañaban al exmandatario catalán cuando fue detenido en un viaje de regreso a Bélgica desde Finlandia. En este caso, Cuevillas dice que el profesor no puede ser investigado por encubrir a Puidemont porque no se dan las circunstancias previstas en el Código Penal. Es decir, el expresidente "no estaba intentando sustraerse de la acción de la justicia, sino al contrario, presentarse a la mayor brevedad posible ante los tribunales belgas, al ser ese el lugar de referencia", destaca.