colapso de vehículos

El primer día sin OTA embrolla Bilbao

La falta de rotación en el estacionamiento en las calles provocó dobles filas y atascos en el ensanche. El servicio permanecerá suprimido hasta el próximo día 31

Yaiza Pozo - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Pitidos, coches en doble fila, atascos… Esta era el escenario ayer por la mañana en las calles Bilbao. El primer día de OTA atasco la ciudad. Durante todo el mes de agosto, los bilbainos podrán disfrutar de aparcamiento gratuito. Es la primera vez que el Consistorio toma esta medida ya que en años anteriores el servicio permanecía activo por las mañanas hasta las 13.30 horas. Esta suspensión se extenderá tanto a las mañanas como a las tardes y los bilbainos podrán estacionar de manera gratuita en aquellas zonas que hasta ahora eran de pago.

El estreno de esta nueva medida provocó ayer numerosos embrollos en toda la zona del Ensanche aumentados también por el inicio de mes, aunque sea agosto y la lluvia matinal. Los bilbainos que se acercaron al centro fueron testigos de ellos y los cabreos no tardaron en hacerse notar.

“¡No va a haber un sitio para aparcar en todo agosto!”, decía Iñaki Ruiz, un conductor que ayer aprovechó su día libre para dar una vuelta por la villa. “Si lo hubiese sabido hubiese venido en transporte público porque como mínimo he dado diez vueltas”, confesaba.

La misma situación vivían ayer los transportistas como Francisco Javier Cortés que tuvo que aparcar en doble fila porque la zona de carga y descarga también estaba saturada. “Hay demasiados coches y mucho tráfico. Se nota cuando la gente no tiene que pagar por aparcar. Esto además nos afecta a todos porque no vamos a poder hacer nuestro trabajo bien”, decía.

Muchos bilbainos como Aitor Ginea optaron por ir al centro en metro y así “evitar estar dando vueltas todo el rato”. “Con la huelga de taxi y que igual había mucho tráfico con la OTA creo que me he ahorrado quebraderos de cabeza”. Y es que las calles de la villa estaban abarrotadas de coches y esto podría ser un problema. “Creo que habrá gente que abusará del aparcamiento y eso que estoy de a cuerdo con que el servicio de la OTA se suprima durante el mes de agosto, pero estaría bien que siga habiendo fluidez en las carreteras del centro”, comentaba.

Esta medida también permitirá que los trabajadores del servicio puedan disfrutar de un mes de vacaciones. “Ellos también tienen derecho a descansar”, decía José Manuel Villa, un viandante que también percibió el colapso que había en la villa. Fuentes municipales aseguraron a DEIA que las retenciones se debían a la concentración de taxistas, pero la realidad fue otra. La mayoría de los atascos eran provocados por los coches que estaban aparcados en doble fila lo que generó largas colas de vehículos.

Iniciativa Hacía 30 años que el Consistorio no eliminaba el pago por estacionamiento en un mes en el que la presencia de coches en la villa desciende por la época estival. En los últimos años el servicio seguía activo durante todo el mes, pero la situación ha cambiado. Antes el la regulación del estacionamiento era una concesión y el dinero recaudado iba a parar a la empresa que lo gestionaba. Ahora, al tratarse de un contrato de servicio, el Consistorio es el que el que decide si hay OTA o no.

Con esta nueva iniciativa el Ayuntamiento pretende animar el comercio hasta la llegada de Marijaia y a pesar de que ayer fue el primer día, Aritz Jiménez que regenta un establecimiento en Indautxu, se mostraba optimista con las ventas. “Yo creo que la gente se animará más a venir a Bilbao y se ahorrarán dinero. Esto nos hará un favor”, aseguraba. Otros, en cambio, se mostraban en contra de esta medida. “Que se haga esto en Aste Nagusia lo veo bien, pero ahora no. Hay mucha concentración de coches y es verdad que está habiendo mucha actividad para ser el primer día”, comentaba Juan Luis Gorostiza, un bilbaino que ayer se encontraba en una de las zonas en las que hubo retenciones.