Conflicto bélico en la República Centroafricana

La guerra impide el viaje del Zamudio

Tenía previsto volar mañana a la República Centroafricana para emprender una campaña solidiaria

Juan Carlos Grande - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao. El Zamudio no pondrá rumbo a la República Centroafricana. La situación política que atraviesa este país, inmerso en un inacabable conflicto bélico, ha motivado que el viaje organizado por el conjunto de Gazituaga a la capital Bangui, cargado de solidaridad, diálogo y simbolismo, se haya anulado. El equipo tecnológico intentaba con su visita -que se iba a prolongar desde mañana y hasta el próximo día 12- actuar de forma mediadora, con el fútbol como nexo de unión, pero el peligro existente en la zona, con una interminable guerra civil, ha imposibilitado el desplazamiento.

El Zamudio, desde hace dos años, con su presidente Fidel de Prado al frente, comenzó a entablar conversaciones con un alto emisario del citado país, el responsable de la República Centroafricana en el Estado español, José Ramón Gaztelurrutia, afincado en Abadiño. En un principio, la idea era que el equipo nacional de este país se desplazara a Euskadi para jugar una serie de partidos de preparación, pero finalmente se desechó la propuesta por las mismas causas que ahora no viajará el equipo blanco. Entonces, esta selección africana se disolvió y la liga se desmanteló por motivos de seguridad. Se pensó en una segunda iniciativa, basada en acudir allí con jugadores, técnicos y directivos, teniendo en cuenta también los inconvenientes que esto conlleva: vacunaciones, altas temperaturas, posibles lesiones sin un mínimo tratamiento, incomodidades de todo tipo… Una iniciativa solidaria que también ha quedado en saco roto. Esta segunda idea se fundamentaba en disputar una serie de encuentros amistosos benéficos contra equipos de la zona y la puesta en marcha de un campus para los menores más desfavorecidos.

aumento de los enfrentamientos La gota que ha colmado el vaso ha sido la actual situación bélica, que se ha recrudecido. Los intentos de normalización y diálogo en un país en guerra desde 2013 entre musulmanes (seleka) y cristianos (antibakala) han sido en vano y el Zamudio continuará con su pretemporada en Gazituaga. Gorka Rueda, entrenador del equipo, destaca que, entre otras razones, “las respuestas no eran concretas hacia cualquier problema que pudiera surgir en la zona. Preguntas básicas como la respuesta a cualquier tipo lesión que pudieran producirse”.

El presidente del Zamudio, Fidel de Prado, que lideraba el proyecto, asegura que “no se garantiza un mínimo de seguridad, sanidad y planificación del viaje. Además, el ministerio y la embajada desaconsejan desplazarse a la zona en conflicto, por los atentados que están produciéndose, no solo entre las facciones enfrentadas. También están atacando a las delegaciones humanitarias desplegadas en la zona”.