A la espera del calor

Pese a la inminente subida del mercurio, ayer apenas MEDIA DOCENA DE PERSONAs pisaron ereAga

Javier Núñez - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Llega el calor y Euskadi se prepara para hacer frente a la subida del mercurio. Pero eso será hoy, cuando comience un ciclo de cielos despejados y temperaturas por encima de los 30 años que puede durar una semana. Ayer, con un cielo grisáceo la mayor parte del día, la playa de Ereaga en Algorta, una de las más concurridas del herrialde, apenas si albergaba a unos pocos incondicionales. “Está mañana no había nadie, ahora [las cuatro de la tarde] se ha animado un poco. Fíjate, hay seis o siete personas”, nos señala en un tono algo jocoso el socorrista desde la atalaya donde vigila el arenal. “Mejor así. De vez en cuando es bueno un día sin gente. Y más cuando anuncian lo que anuncian. Dicen que el domingo o el lunes será lo peor”, asegura.

De entre la media docena de incondicionales, Isabel y Nuria, de Gasteiz. “Bueno, yo soy de Arrasate, pero vivo en Gasteiz”, señala Isabel. A mediodía ya estaban en la playa. “Hemos cogido el coche y nos hemos venido a la playa. Hace poco hemos estado también en Zarautz. Se está de gozada. Lo que no sé es por qué no hay más gente. Si se está de maravilla”, dice Nuria. De maravilla en la arena, y de maravilla en el agua. “El agua está de muerte. Mañana [por hoy] dicen que viene mucho calor, pero lo cierto es que hoy el día está de gozada. Hace calor, no hace ese sol que te achicharra y el agua esté fenomenal. ¿Qué más se puede pedir?”, dice Nuria ante la atenta mirada de Isabel.

A pocos metros de las gasteiztarras llega una pareja. Se quedan en traje de baño, y directos al agua. Se trata de la sueca Balsam y el marroquí Ahmed. Llevan un mes de vacaciones por el Estado y se marchan ya el viernes. Ahmed asegura que en Marruecos hace bastante más calor que el que han padecido en Euskadi. “Dices que mañana viene una ola de calor. No sé cómo será, pero en Marruecos sí que se pasa calor”, asegura.

Balsam también quiere reivindicar el calor sueco. “En verano en Suecia también hace bastante calor. La gente tiene la idea y el esquema prefijado de Suecia-frío, pero en verano también hace calor”, explica. Ademas,esta pareja sueca-marroquí coincide en que el agua está excelente para el baño. “Está muy rica, nada fría”, dice Balsam. Y es que, ayer Ereaga era refugio de turistas. Quizá las fiestas de San Inazio hicieron que los lugareños se quedaran en casa para recuperar fuerzas.

Otro foráneo era José, de Guadalajara, que acudía a la playa junto a sus sobrinos Alejandra y Martín. Nos pide por favor que no les saquemos fotos a los pequeños. “Si no os importa, prefiero que ellos no salgan en las fotos”, nos pide. José no le tiene miedo al calor. “Guadalajara en verano es también un lugar muy caluroso. Mañana no sé cómo estará, pero hoy hace un día fenomenal para venir a la playa”, afirma. Llevan toda la semana en Bilbao y les ha dado tiempo a hacer muchas cosas. “Hemos estado también en San Mamés”, dice el pequeño. “Es que es muy futbolero”, nos descubre su tío.

Acabando el paseo por Ereaga nos encontramos con Emma, Elena, Natalia, Sofía e Isabel. Son de Zaragoza y están de vacaciones en Bilbao. “Buscábamos un sitio cerca y hemos venido a Bilbao en autobús”. Se marchan mañana, antes de lo más crudo de la ola de calor. “Aunque en Zaragoza cuando pega la solana...”. En las cuatro jornadas que llevan en Bilbao ayer fue el primer día que salieron de la capital. “Es una ciudad muy agradable. No nos ha hecho falta ir a ningún sitio”, señalan.

Ayer, previa a la ola de calor, Ereaga estaba casi desierta. Hoy, a buen seguro, será otro día. “A ver cómo se presentan estos días. Vamos a cruzar los dedos”, dice el socorrista.