Pruebas en el centro del campo

Ander Iru, barbudo portero del Basconia, participó en la sesión de ayer. Fotos: Borja Guerrero

Berizzo incide en la circulación del balón y en las llegadas al área con Raúl García a pleno rendimiento

Arkaitz Aramendia - Viernes, 3 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

lezama - Eduardo Berizzo, que dispone aún de 17 días para preparar con mimo el estreno liguero contra el Leganés en San Mamés, continúa realizando pruebas y definiendo su particular hoja de ruta en las instalaciones de Lezama, donde en la matinal de ayer diseñó un entrenamiento basado en la circulación del balón y en las llegadas al área rival. Para llevar a cabo la práctica, que tocó a su fin con un partidillo y cuatro porterías de por medio con la presencia del guardameta del Basconia, Ander Iru, el técnico argentino separó a los jugadores del centro del campo por parejas. Con el juvenil Oihan Sancet como encargado de poner en juego el balón y de observar al resto de sus compañeros en acción, cuatro fueron las duplas que conformó el entrenador rojiblanco para actuar por dentro en la medular, siendo Dani García y Raúl García -plenamente recuperado ya- los primeros en unir sus fuerzas para atacar primero y defender después.

En la siguiente turno entraron en acción San José y Unai López, siendo Mikel Rico y Beñat los terceros en discordia e Iturraspe y Muniain los últimos en fajarse. Fue así como Berizzo quiso ver en fase ofensiva y defensiva a los citados mientras el resto de la plantilla se repartía las demarcaciones naturales para completar los dos grupos que atacaban y defendían con los porteros turnándose bajo palos. Cristian Ganea, que en entrenamientos previos se había empleado como interior zurdo, actuó como lateral, mientras que Nolaskoain y el recién renovado Andoni López completaron la nómina de centrales junto con Unai Núñez y Yeray.

La intensidad, innegociable en cada sesión, volvió a brillar con fuerza durante la hora y media que los rojiblancos estuvieron sobre el césped de Lezama, donde fueron numerosos los aficionados que se acercaron para ver la evolución de los leones. En el partidillo final, con dos equipos enfrentándose en dimensiones reducidas, llegó la hora de los delanteros, que habían encontrado todo tipo de dificultades para superar a los centrales en la primera parte de la sesión. Fue en dicha parte del entrenamiento cuando Aduriz, Sabin Merino y Villalibre, por parejas, intentaron imponerse a las dos duplas de centrales impulsadas por Berizzo, que volvió a incidir así en la importancia de sacar rédito de la posesión del balón a fin de crear superioridades con los centrocampistas como generadores de juego.

la paternidad de iñigo martínez El único ausente fue Iñigo Martínez, quien se mantiene en el dique seco tras la lesión muscular que sufrió en el gemelo interno de su pierna izquierda el 13 de julio. El central ondarrutarra, sin embargo, fue protagonista ayer por otra circunstancia, al convertirse en padre, hecho del que informó feliz a través de las redes sociales. Su hija se llama Nikole.

Secciones