Villarejo, imputado por extorsión en un encargo del marido de Ana Rosa


Juan Muñoz, esposo de la presentadora, quedó libre sin medidas cautelares tras declarar ante el juez

Viernes, 3 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Madrid - El excomisario Juan Manuel Villarejo compareció ante el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, que le comunicó su nueva imputación por delitos de descubrimiento y revelación de secretos y de extorsión en relación al presunto encargo que le hizo el empresario Juan Muñoz, esposo de la presentadora Ana Rosa Quintana, para saldar una deuda. En relación a estos hechos ha sido también imputado por esos mismos delitos el abogado y socio de Villarejo, Rafael Redondo, que también compareció ayer ante el juez y que, al igual que el excomisario, se acogió a su derecho a no declarar. Tras pasar ambos ante el juez, De Egea interrogó a Juan Muñoz, a su hermano y al abogado de ambos, arrestados el pasado martes por contratar los servicios de Villarejo para un supuesto chantaje para cobrar una deuda. Tras el auto judicial, el juez dejó en libertad al empresario Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana, así como a su hermano y a dos abogados, detenidos el martes por contratar supuestamente los servicios del excomisario Villarejo. Muñoz es el único para el que el juez no adoptó medidas cautelares, como pedía Anticorrupción.

Las acusaciones contra Muñoz, su hermano y su abogado por delitos de descubrimiento y revelación de secretos y extorsión se basan en grabaciones intervenidas a Villarejo en los registros efectuados cuando se produjo su detención, audios que está analizando la unidad de Asuntos Internos de la Policía y que se remiten al juez de la Audiencia Nacional. El mismo día en que se producían estas detenciones, Villarejo volvía a pedir al juez su puesta en libertad argumentado que, con el archivo en tres de las cinco piezas del caso, se han “debilitado” los indicios contra él, por lo que cree que no hay riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas. Rechazaba además que se le pueda imputar delito en la pieza que investiga su conversación con Corinna zu Sayn-Wittgenstein acerca del patrimonio de Juan Carlos I. - Efe