España y Euskadi se coordinarán

Euskadi recibe 1.024 migrantes en tránsito desde junio

Al asumir las instituciones la recepción de las personas en tránsito, cierra el local de recogida de ropa y comida (O.G.)
Personas llegadas a Bilbao en tránsito hacia otros países de Europa (Oskar González)

El Gobierno vasco amplía de tres a cinco los días en que pueden ser atendidos

I. Alonso - Viernes, 3 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao- Euskadi ha acogido a 1.024 migrantes en tránsito desde que en junio se intensificó la llegada de personas que huyen de la guerra y la pobreza a las costas de Andalucía debido al cierre de las fronteras en Italia. Según la Organización Internacional para la Migración de Naciones Unidas, el Estado español ha recibido en los primeros ocho meses del año a 22.858 personas, por 18.392 Italia o las 15.970 de Grecia. Con el objetivo de aliviar la presión migratoria del sur del continente y reforzar la vigilancia en Marruecos y Túnez, la Comisión Europea ha decidido desbloquear 55 millones de euros.

El cambio del flujo migratorio ha hecho que Euskadi se convierta en un eje de tránsito para muchos de estos migrantes que tienen como objetivo el centro de Europa, en especial países como Alemania o Francia. Una vez llegan a las costas andaluzas, esta gente es ayudada por distintas ONG para proseguir su camino hacia el norte. Parte recala temporalmente en Euskadi debido a su situación fronteriza con Francia. Ante esta situación sobrevenida, el Gobierno vasco ha tenido que reforzar el operativo de acogida con la apertura de nuevos albergues. Además, dadas las condiciones en las que llegan estas personas, el Gobierno vasco ha decidido ampliar de tres a cinco, los días en que pueden ser atendidas por los servicios sociales antes de decidir solicitar asilo o proseguir su viaje.

Así lo avanzó ayer la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, quien defendió la gestión realizada por las distintas instituciones vascas para atender el pico de migrantes tras las críticas recibidas de distintas entidades por la falta de recursos. Una falta de recursos que, en ocasiones, se ha resuelto gracias a la solidaridad de ciudadanos anónimos y activistas del tercer sector. En este sentido, la titular de Políticas Sociales aseguró en Radio Euskadi que “todas las instituciones estamos dando una respuesta de forma coordinada con recursos para atender a las necesidades de estas personas en tránsito en Euskadi, puedan tener unas condiciones mínimas para recuperarse de un camino en ocasiones demasiado largo y dificultoso y penoso”.

Artolazabal señaló que únicamente se han generado “pequeñas disfunciones” porque las llegadas “no planificadas pueden dar lugar a atenciones mejorables” pero se ratificó en que desde las instituciones se está trabajando “con una coordinación que está dando solución a esas necesidades”. Según dijo, en estos momentos “solamente hay algunas personas que se encuentran en las calles de Euskadi”, quizá con intención de establecerse. Por eso abogó porque desde el Estado se facilite la tramitación de los papeles que les abra las puertas del mercado laboral como vía para su integración real en la sociedad vasca.

La propia consejera ha trasladado esta petición a la ministra de Trabajo española, Magdalena Valerio. Una vez soliciten los permisos, la consejera defiende que “se les concedan de una forma ordenada pero tengan acceso a ellos a través de ámbitos como la formación o su inclusión en un itinerario de inclusión social y laboral” y recalcó que la solución pasa por que “estas personas se integren de forma real, por tener acceso a un empleo y se incorporen al mercado y puedan dejar de recibir ayudas sociales”.

Por otro lado consideró que utilizar el fenómeno migratorio como un elemento de confrontación política demagógica es “peligroso e irresponsable” porque se “puede despertar consecuencias y discursos a nivel xenófobo que están dormidos y pueden resurgir como ya se está viendo en Europa”.

Nuevo plan

Secciones