Una final apta para lavar la imagen

La última edición del torneo ni siquiera acabó. (Pablo Viñas)

La Euskal Herria Txapela de 2017 acabó antes de tiempo tras la espantada del colegiado

A. Aramendia - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO. El derbi entre Athletic y Real Sociedad se presenta como una atractiva oportunidad para lavar la imagen de la Euskal Herria Txapela, cuya final del pasado año entre Alavés y Athletic, en su primera edición, se declaró nula tras la fuga del árbitro en el minuto 89. Los seguidores que se dieron cita en Lasesarre vieron cómo la final, con 2-2 en el marcador, quedaba sin vencedor después de que el colegiado Palencia Caballero decidiera poner punto final a un partido caliente en exceso. Esta tarde en Irun, bilbainos y donostiarras lucharán por convertirse en el primer ganador de un torneo destinado a coronar a uno de los dos mejores equipos vascos del pasado curso en el cómputo global de los derbis. Si hace dos temporadas fue el Athletic el mejor con cinco clubes vascos en Primera, la pasada campaña fue la Real quien más puntos sumó en los enfrentamientos entre los cuatro conjuntos de Euskadi, siendo el cuadro rojiblanco el segundo mejor.

El árbitro

El choque de hoy, según adelantó ayer Onda Vasca, será dirigido por Aitor Gorostegui Fernández, colegiado de 35 años que arbitra en Segunda y donostiarra de nacimiento, además de socio de la Real en la época de Atotxa, tal y como confirmó en una entrevista a El Diario Vasco en julio de 2016.

Secciones