DE 7.939 metros cuadrados

Ondarroa tendrá su nueva lonja de pescado en 2021

El Gobierno vasco licita las obras del edificio portuario por 22 millones de euros

Imanol Fradua - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

ONDARROA. Tras largos años de proyectos y tramitaciones, la nueva lonja de pescado de Ondarroa podrá ser realidad en 2021. El Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco dio ayer a conocer que “han solventado satisfactoriamente las diferentes trabas administrativas que han retrasado el desarrollo de la nueva lonja”, por lo que proceden a la licitación de las obras. El coste del edificio portuario, diseñado para aunar las actividades pesqueras con el entorno urbano, será de 22 millones de euros en conjunto.

La regeneración del puerto de Ondarroa, que modificará sustancialmente el área de actuación, “creará un espacio de compatibilización entre las actividades portuarias y el entorno urbano, con un tratamiento especialmente cuidado de las áreas de contacto, lo que incluye la construcción de una nueva lonja de pescado en el puerto, que es una demanda que el sector pesquero de este municipio viene manifestando desde hace casi 50 años”, aseveraron desde Lakua en un acto que contó con la participación de la consejera, Arantxa Tapia.

Con una parcela disponible de 7.939 metros cuadrados, cuatro serán las plantas del complejo. En la baja, con forma de L, se ubicarán la zona de carga y descarga y la fábrica de hielo. En el primer piso se compartirá entre “zonas de uso público con zonas de trabajo ligadas a la actividad pesquera propiamente dicha”. De hecho, dispondrá de una cubierta transitable de uso público que conectará con la calle Txorierreka “por medio de una rampa de acceso”. Además, contará con un bar restaurante y una sala polivalente. La segunda, tercera y cuarta plantas, “con una superficie mucho menor y que serán la parte más visible del edificio”, por último, estará destinada a los usos administrativos tales como la gestión de la lonja, cofradía y comercializadores y capitanía marítima y Oppao, la organización de pescadores de altura.

Compromiso cumplido Tapia se felicitó por “poder completar este viejo compromiso y dar respuesta a las necesidades del sector pesquero, a la vez que se dinamizará y regenerará la actividad del puerto de Ondarroa, integrando de manera adecuada en el entorno urbano”. La consejera resaltó que el puerto ondarroarra “es el mayor en descarga de capturas de todo el Cantábrico”, motivo que hace tener que compatibilizar las obras con la actividad habitual. Es por ello que las labores se ejecutarán en cuatro fases.