Tras el incendio de Pasaia

Polémica por la gestión de residuos en zonas portuarias

La consejera Tapia subraya que se cumplen las medidas de protección ambiental

Efe / E. P. - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

DONOSTIA. El puerto de Pasaia recuperó ayer la normalidad tras el incendio declarado este pasado jueves en un cúmulo de chatarra, aunque se decidió mantener activado el Plan de Emergencia hasta que se confirme que no queda ningún rescoldo que pueda reavivar las llamas. De hecho, técnicos de la Autoridad Portuaria de Pasaia se ocuparon durante buena parte de la jornada de ayer de esparcir la chatarra quemada para comprobar que ya no existía riesgo.

Además, durante toda la noche, un retén de bomberos permaneció en el puerto refrescando el material afectado, en compañía de personal de la Autoridad Portuaria, que continúa investigando el origen del incendio (para sofocarlo fueron necesarios más de 21.000 litros de agua), que provocó una densa nube de humo visible desde varios kilómetros. De hecho, un helicóptero de la Ertzaintza sobrevoló el lugar para comprobar la dirección del humo y los servicios de urgencias recomendaron a los vecinos de zonas cercanas como Pasaia, Lezo Trintxerpe, Alto de Miracruz o Ulía que cerraran las ventanas de sus casas.

En cualquier caso, y una vez apagado el incendio, el día de ayer fue escogido por formaciones políticas y colectivos sociales para valorar este suceso. Así, desde el colectivo ecologista Eguzki denunciaron las, a su juicio, “escasas medidas de seguridad, ambientales y de salud” del puerto de Pasaia tras el incendio de chatarra registrado en el recinto portuario. Por su parte, EH Bildu pedía a la Diputación “que asuma su responsabilidad” ante incidentes” como este, que calificaron de “muy grave”.

Ante estas críticas, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, recordó que la chatarra “aporta actividad” al puerto de Pasaia e incidió en que su gestión cumple con las “medidas de protección medioambiental”. En una entrevista concedida a Euskadi Irratia la consejera fue cuestionada por el incendio de chatarra de vehículos compactados que se inicio este jueves al mediodía.

Tapia reconoció que, efectivamente, se debe hacer “más esfuerzo” para evitar estas situaciones, pero también quiso dejar claro que hay que tener en cuenta que “esa chatarra también aporta actividad al puerto, y que hay que gestionarla lo mejor posible”. A su juicio, la cuestión no es “poner o no poner”, sino que hay que “gestionar correctamente” la chatarra y para ello se tiene que “hacer un esfuerzo”. “De todas formas, hay que tener en cuenta que la gestión actual cumple con todas las medidas de protección medioambiental”, zanjó la consejera del Ejecutivo vasco.