bridgestone invitational

Un acelerón insuficiente

Jon Rahm se mantiene en el top 10 y en la pelea por el bridgestone invitational tras salvar un tercer día lleno de altibajos, pero un intratable justin thomas pone muy caro el liderato

Roberto Calvo - Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Jon Rahm aprovechó el día del movimiento para mantenerse en la pelea por el WGC-Bridgestone Invitational. Su tarjeta de 68 golpes, dos bajo par, le permitió subir a la séptima plaza, aunque apareció un intratable Justin Thomas para que la distancia con el liderato se ampliara en un golpe. Pero el de Barrika demuestra que está recuperado de la decepción que supuso perder el corte en el British Open y hoy saldrá decidido a apurar sus opciones en el Firestone Country Club.

Arrancó su jornada con dos birdies consecutivos, en el 1 con un gran segundo tiro y en el 2 pese a perderse lejos de la calle de salida. Era lo que necesitaba, un tirón inicial para recortar la distancia con los líderes que aún estaban por salir al campo. El primer error llegó en el 4 ya que su segundo golpe le dejó la bola en el antegreen y el tercero no pudo todo lo preciso que le habría gustado, se quedó corto y no pudo salvar el bogey por unos pocos centímetros. La tónica parecía parecida a la de otros días, con el añadido esta vez de que tuvo que salir de varias apuros gracias a un juego corto brillante.

El putt le negó al de Barrika algún golpe menos, pero las primeras plazas estaban ahí. Así en el 5 sacó otro birdie con una salida casi milimétrica que le dejó el putt hecho. El campo empezó a complicarse con el paso de las horas, las banderas estaban muy bien protegidas y Rahm enlazó seis pares que le mantenían atrincherado a la espera de enganchar otra racha positiva. Cayó otro birdie en el par 3 del hoyo 12 tras otra salida muy precisa y era necesario porque, si bien Tommy Fleetwood estaba en crisis y Ian Poulter se agarraba al campo, Justin Thomas había puesto la directa y amenazaba con escaparse en la segunda mitad de su recorrido.

Jon Rahm entró en el último tercio del recorrido con nueve bajo par y con su tarjeta bajo control. No obstante, en el hoyo 14 tuvo que tirar de su repertorio de recuperación tras visitar el bunker de la izquierda de la calle en el golpe de salida. Costó llegar a green, pero un putt de dos metros evitó males mayores para mantener al de Barrika entre los cinco primeros en un momento clave del día en el que cualquier error se podía pagar caro. Y nadie estuvo exento de ellos. Él mismo lo volvió a comprobar en el 15, el último par 3, que tenía ayer la bandera resguardada entre tres trampas de arena. Rahm cayó a una de ellas, su sacada fue buena, pero no acertó con el putt de dos metros y le cayó el segundo bogey del día.

Tiger Woods, la estrella en Akron, pagó también su irregularidad, con grandes golpes, pero sin acertar con las banderas, y pronto quedó fuera de cualquier opción de pelear por su noveno triunfo en el Bridgestone Invitational. El único que no fallaba, y cuando lo hacía salía del lío sin problemas, era Thomas, que abrió una brecha de tres golpes en el liderato que amenazaba con privar al torneo de toda la emoción.

Por eso, Jon Rahm no podía dejar escapar la oportunidad del larguísimo hoyo 16 del Firestone Country Club, el Monstruo, y arrancó otro birdie para volver al quinto puesto. Lo hizo de la manera más complicada, tras embocar el cuarto golpe desde unos 14 metros fuera de green. Los problemas para coger calle en un campo tan estrecho como el de Akron le llevaron de nuevo a un bunker en el 17 y su gran toque desde fuera de green, con un excelente chip desde 16 metros, le permitieron salvar la papeleta.

El 18 fue un golpe duro. Su salida se fue lejos de los límites de la calle, pero pudo dropar sin penalidad y aliviar su situación al toparse con unos obstáculos no naturales. Con el segundo golpe puso la bola en green y eso ya era una gesta a esas alturas. Le quedó un putt para birdie de más de trece metros, que no embocó y tampoco el de vuelta, con un toque errático, por lo que acabó con un bogey doloroso. Tendrá que seguir atacando en el día de cierre del Bridgestone Invitational, pero el nivel de los que le preceden pone las cosas muy difíciles.bridgestone invitational

1. Justin Thomas -14

2. Rory McIlroy -11

2. Ian Poulter -11

4. Jason Day -10

5. Marc Leishman -9

5. Kyle Stanley -9

7. Rickie Fowler -8

7. Jon Rahm -8

9. Tommy Fleetwood -7

9. Louis Oosthuizen -7