Ciberseguridad

El Centro Criptológico Nacional presenta medidas contra los riesgos en las redes sociales

Ha publicado el "Informe de Buenas Prácticas en Redes Sociales"

Crear contraseñas robustas y con doble factor de autentificación, revisar las normas de privacidad o desactivar la geolocalización de los perfiles son algunas de las buenas prácticas que el Centro Criptológico Nacional (CCN) recomienda para hacer frente a los principales riesgos relacionados al uso de redes sociales.

EFE - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 20:19h.

Madrid. Un uso "poco inteligente" de las redes sociales, utilizadas por el 42 por ciento de la población mundial podría conllevar, entre otros riesgos, el robo o suplantación de identidad del usuario, el ciberacoso, la publicidad engañosa, la criminalidad en el mundo físico o la distribución de programas malignos, según recoge el "Informe de Buenas Prácticas en Redes Sociales", publicado hoy por el CCN.

El documento alerta a los usuarios de que, cuanto mayor sea la cantidad de detalles personales disponibles en el ciberespacio, más se incrementa el riesgo de que sean utilizados con intenciones dañinas e ilícitas.

Además, advierte que las buenas prácticas recomendadas deben ponerse en práctica en el momento en el que se cree un perfil en el ciberespacio, pues todos los datos quedarán desde ese momento archivados en los hipervínculos de internet.

Por este motivo, el CCN recomienda prestar atención a la hora de definir los perfiles, ya que será su presentación en el ciberespacio, reflexionar sobre los contenidos que se comparten, no publicar datos sensibles -documentos identificativos, números de teléfono, direcciones postales, identificadores de vehículos- ni informaciones sobre las relaciones, contactos y amigos.

Además, el CCN aconseja no etiquetar por su nombre a otras personas que no tienen perfil en redes sociales sin solicitar previamente su permiso, aumentar la cautela ante mensajes de identidades desconocidas y no hacer clic en contenidos sobre los que no se tenga claro su origen.