Consecuencias del cannabis

El programa Yerba muestra a 375 jarrilleros los efectos del cannabis

La iniciativa de Portugalete muestra desde hace ocho años los efectos nocivos del consumo de marihuana

Miguel A. Pardo - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Portugalete. Calada a calada, los efectos del cannabis pueden ser devastadores y esas consecuencias negativas no hay cortina de humo que pueda taparlas. De todo ello, es lo que lleva ocho años concienciando en Portugalete el programa Yerba, una iniciativa que, a lo largo del pasado curso, trabajó con 375 jóvenes jarrilleros de entre 13 y 16 años. Estudiantes de la ikastola Asti Leku, el Centro de Iniciación Profesional y los institutos de I. E. S. Juan Antonio Zunzunegui, C. P. I .Antonio Trueba, Centro Xabier Ikastetxea y Santa María Ikastetxea aprendieron en estas sesiones la cantidad de mitos y de duras realidades que han florecido en torno al consumo de cannabis.

La primera aproximación que tuvieron los estudiantes fue el visionado del cortometraje Yerba, cinta que da nombre al programa socioeducativo. Dicha historia que comienza con una madre que halla una bolsa de marihuana en un bolsillo del pantalón de su hijo sirve para que los más jóvenes reflexionen y se conciencien apoyados por los jóvenes monitores de la iniciativa que también busca empatizar con los adolescentes.

Las primeras tomas de contacto con drogas como el cannabis y el alcohol suelen darse durante los fines de semana y, por ello, el programa Yerba incorpora una actividad llamado el Síndrome del Lunes. Estas sesiones se celebran en el aula el primer día de la semana y sirven para que los jóvenes realicen un autoanálisis, una reflexión acerca de las actividades que realizan el fin de semana.

En las sesiones tomaron parte 280 alumnos de seis centros educativos de la villa que, además de reflexionar acerca del consumo de cannabis y alcohol, también trabajaron aspectos como la sexualidad, la toma de decisiones y la resolución de conflictos entre otros.

ALCOHOL Y MENORES Otra de las iniciativas desarrolladas este año por el Área Municipal de Drogodependencias es el taller de prevención Alcohol y Menores, proyecto en el que tomaron parte 303 estudiantes de seis centros educativos jarrilleros. En el seno de las sesiones de este programa, una de las conclusiones es que más de un 60% de los jóvenes han probado el alcohol y que un 15% de ellos consume bebidas alcohólicas, al menos, una vez al mes. Asimismo, el 28% de los participantes reconoció haberse emborrachado alguna vez. En el polo opuesto se encuentra el 72% de los participantes en esta iniciativa que aseguró no haberse emborrachado nunca y el 34% de los estudiantes que no ha probado nunca el alcohol.

Tal y como indica el estudio, el número de estudiantes que aún no ha probado el alcohol crece año a año, lo que indica una tendencia positiva en la que la concienciación de programas como Yerba y Alcohol y Menores, a buen seguro tendrán su parte de responsabilidad.