EUROPEOS DE BERLÍN

Gran Bretaña domina la velocidad europea

ZHARNEL HUGHES Y DINA ASHER-SMITH ratifican en berlín su condición de mejores del año en los 100 metros

Roberto Calvo - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - La mítica pista del Estadio Olímpico de Berlín, escenario de hazañas históricas y momentos imborrables en la historia del atletismo, no engaña y coronó como mejores del año en la recta de la velocidad suprema a los mejores del año. Gran Bretaña empezó mandando en las pruebas más rápidas gracias a Zharnel Hughes y Dina Asher-Smith, que ratificaron con sendas medallas de oro sus mejores marcas del año. Eran los favoritos y no defraudaron.

Hughes había dejado una gran impresión en las semifinales al correr en 10.01 sin apretar a fondo en los últimos metros. Pero tenía un hueso duro de roer, el francés Jimmy Vicaut, que llegaba como el atleta de Anguilla con una marca de 9.91 y en semifinales había corrido en 9.97. Pero el francés tiene un gafe en los grandes acontecimientos y una lesión en el calentamiento le dejó fuera de la final. El británico encontró vía libre y no lo desaprovechó gracias a una gran puesta en acción y a un final en el que tuvo que sufrir ante el acoso de Reece Prescod. Hughes firmó un notable registro de 9.95, récord de los campeonatos, y se llevó el oro por delante de su compatriota (9.96) y del turco Jak Ali Harvey (10.01). El cuarto puesto fue para otro británico, Chijindu Ujah (10.06), y el quinto para el italiano Filippo Tortu (10.08), esperanza blanca de la velocidad. El campeón hace dos años, el holandés Churandy Martina, solo pudo ser sexto.

Justo un año después de la última carrera de Usain Bolt, diez después de que el Relámpago batiera en el mismo lugar el récord del mundo de los 100 metros, Zharnel Hughes, que solo tiene 23 años, emerge como uno de los sucesores del jamaicano y un legítimo heredero de Linford Christie. No es casualidad que al nuevo campeón de Europa lo entrene en Kingston Glen Mills, el hombre que guió los pasos del mejor velocista de todos los tiempos.

“Este era el principal objetivo del año, por lo que he trabajado muy duro. Antes del campeonato, hablé con mi entrenador sobre cómo manejar la presión, estar concentrado y llevar a cabo el plan”, explicó Zharnel Hughes después de un “gran día para Gran Bretaña”. El nuevo campeón de Europa, que debe vigilar su gusto por los dulces. aseguró que “esta es una buena manera de encaminarse a los Juegos de Tokio. Espero mantenerme sano” y se mostró muy feliz de “brillar en el mismo estadio en el que lo hizo Usain Bolt”.

Un rato antes, en la carrera femenina también se cumplieron los pronósticos. Dina Asher-Smith llegó a Berlín con la mejor marca de todas las participantes y se marcha con la medalla de oro y el mejor registro mundial del año: 9.85, que es también el récord de Gran Bretaña. La nueva campeona dominó la carrera de principio a fin y superó a la sorprendente alemana Gina Luckenkemper, que hizo 10.98, lo que supone el récord de Europa sub-23. La holandesa Dafne Schippers hizo su mejor marca del año (10.99), pero no está fina del todo y tuvo que conformarse con la medalla de bronce y ceder el testigo a Asher-Smith, que con 22 años también augura una época de dominio de la velocidad europea. Su próximo reto está en los 200 metros, donde tendrá las mismas rivales, “y en ser capaz de manejar la presión de ser la mejor del mundo este año”.

los lanzamientos, de polonia Y si Gran Bretaña comenzó mandando en las pruebas de velocidad, Polonia se puso al frente del medallero de los Europeos de Berlín gracias a su incontestable dominio en los lanzamientos en los que ayer sus atletas sumaron dos oros y dos platas. En el peso masculino, destronaron al alemán David Storl, tres veces campeón de Europa de forma consecutiva, que solo pudo ser tercero por detrás de Michal Haratyk y Konrad Bukowecki. Por su parte, en el lanzamiento de martillo, ganó Wojcech Nowicki, por delante de Pawel Fajdek y del húngaro Bence Halasz.