primera reunión

La Naval y Van Oord buscan hoy una salida para la draga

Empresa y armador quieren acercar posturas sobre la finalización del barco

Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - La dirección de La Naval y el armador holandés Van Oord mantendrán hoy miércoles la primera reunión para acercar posturas en torno a la adjudicación de nuevo al astillero vizcaino de los trabajos de finalización de la draga Vox Alexia.

El encuentro tendrá lugar en las propias instalaciones de La Naval en Sestao a lo largo de toda la mañana, según ha podido saber Europa Press de fuentes cercanas al astillero. Van Oord recuperó a finales de julio los 42 millones en avales de los bancos que participan en la financiación de la construcción del buque y que figuran desde ese momento como propietarios de la draga.

La dirección de La Naval y Van Oord van a comenzar a negociar el precio que el armador holandés deberá abonar al astillero por la construcción de la draga, una vez que Van Oord alcance otro acuerdo con los bancos para adquirir el armazón y renegocie unas nuevas condiciones de financiación para concluir el barco en Sestao.

Tras el consejo de administración que Van Oord celebró en junio, el armador, que encargó la draga en 2015, comunicó que estaría dispuesto a abonar 15 millones -el astillero aportaría otros 5 millones- para adquirir el casco del buque que se encuentra en el astillero.

El armador, que siempre se ha mostrado favorable a que el buque se termine de construir en Sestao, recibió el visto bueno del consejo de administración a mediados de junio para iniciar todas las negociaciones en ambas direcciones, con los bancos y la dirección del astillero. En el caso de que fueran las gradas de La Naval las que acometieran la finalización del buque, habría carga de trabajo en el astillero para 18 meses.

Van Oord decidió ejecutar los avales por valor de 42 millones que adelantó para la construcción de la draga Vox Alexia tras no aceptar las condiciones de financiación ofrecidas por los bancos para seguir construyendo el buque en la Naval de Sestao, que se encuentra en concurso de acreedores desde octubre de 2017 y gran parte de su plantilla, de 180 trabajadores, en ERE de suspensión desde el pasado enero. - E. P.